Público
Público

La crisis amenaza ahora al empleo indefinido

Los expertos descartan otro "hundimiento" laboral en otoño

ANA REQUENA

Los últimos datos de paro han supuesto un respiro, aunque temporal. El mercado laboral continuará deteriorándose a partir de otoño, si bien a un ritmo mucho menor que hasta ahora, según el Avance del Mercado Laboral que elaboran conjuntamente la consultora Analistas Financieros Internacionales (AFI) y la patronal de las empresas temporales, Agett. Serán los trabajadores indefinidos y los autónomos los que más sufran el ajuste, ya que el margen para reducir más empleo temporal es muy escaso.

En el segundo semestre del año, el ritmo de caída del empleo en términos interanuales rondará el 7%, aunque remitirá conforme se aproxime el final del año. "El hundimiento del mercado de trabajo que se produjo en la segunda mitad de 2008 no se repetirá en la segunda mitad del presente ejercicio", remarca el informe. No obstante, el informe de Agett señala que el empleo acumulará una caída de entre el 9,5% y el 10,5% respecto al segundo semestre de 2007.

Respecto a los datos de paro y afiliación del mes de julio, la reducción del desempleo fue menor que la que se produjo en los meses anteriores debido a que el impacto positivo que han tenido las medidas anticrisis y la contratación estival ha perdido fuelle. Sin embargo, Agett destaca que es un dato mucho mejor que el de otros meses de julio, especialmente el del año pasado, cuando el paro aumentó en 36.500 personas.

La contratación indefinida sufre cada vez más las consecuencias de la crisis. Agett constata "cierto agotamiento" del margen de despido de los trabajadores con contrato temporal, "lo que hace pensar en que el ajuste vía empleo indefinido se acelerará en los próximos trimestres, afectando al núcleo de la estabilidad en el empleo".

Los datos de afiliación a la Seguridad Social ya adelantan el importante ajuste que los trabajadores por cuenta propia van a seguir experimentando en lo que queda de año. El Régimen General (donde se computan las personas asalariadas) creció en 80.800 personas, mientras que la afiliación media para el total del sistema fue de 46.000 personas. Esto indica que la brusca caída de la afiliación de los autónomos (que computan en un régimen aparte), hacen bajar a casi la mitad la afiliación.

Según el informe, las personas paradas sin empleo anterior crecieron por sexto mes consecutivo y en conjunto del año ya se han incrementado en 63.000 personas. También creció el porcentaje de parados de larga duración, que ya son más de un millón de personas.

Más noticias de Política y Sociedad