Público
Público

Cuarto título de los Pistons y triunfos de Warriors y Nuggets

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Jornada corta, pero intensa en la NBA, con sólo tres partidos que dejaron a los Pistons de Detroit con su cuarto título consecutivo de división y dos triunfos importantes para los Warriors de Golden State y Nuggets de Denver.

El baloncesto de la NBA vivió el mayor contraste en lo que va de temporada al ver como los Pistons lograban un nuevo título de la División Central y los Heat de Miami hacían el ridículo deportivo.

Los Pistons, cuando todavía faltan 10 partidos para concluir la temporada regular se coronaron campeones de la División Central por cuarto año consecutivo después de ganar 85-69 a los Heat, en lo que fue un auténtico entrenamiento para el equipo de Detroit.

El escolta novato Arron Afflalo, que salió en el puesto de Richard Hamilton, lesionado, encabezó el ataque de los Pistons con 15 puntos y siete rebotes, sus mejores marcas como profesional.

Mientras que el reserva Jason Maxiell también aportó 15 puntos y el base Chauncey Billups logró un doble-doble con 13 tantos y 11 asistencias.

La victoria ante los Heat no tiene ningún valor ni referencia porque sus rivales son en estos momentos peor que cualquier equipo universitario que se encuentran clasificados para los octavos de final del torneo de la NCAA, partidos, que su entrenador Pat Riley prefiere ver antes que estar en el banquillo con sus jugadores.

Riley, que ya se ha perdido varios partidos con los Heat, anunció que tampoco estará en los próximos dos que disputen porque estará siguiendo a los jóvenes valores universitarios, dado que su equipo es el máximo aspirante a conseguir en la lotería del sorteo universitario, los derechos del número uno.

A pesar de la victoria y el título, los Pistons volvieron a mostrar la inconsistencia en su juego para generar de nuevo todo tipo de interrogantes sobre la solidez que pueden tener cuando llegue la fase final.

Los Heat, con jugadores desmotivados y sin nombre dentro de la NBA, algo que ya denunció públicamente su ex pívot Shaquille O'Neal, tuvieron al novato Blake Ahearn como su máximo encestador después que aportó 15 puntos, su mejor marca de profesional.

Los Warriors encontraron de nuevo el camino del triunfo al imponerse por 111-95 ante los Trail Blazers de Portland para mantener la octava posición dentro de la Conferencia Oeste y acercarse a la séptima, que ocupan los Mavericks.

Después de la victoria de los Nuggets por 118-105 ante el equipo de Dallas, los dos rivales directos de los Warriors en la lucha por estar en la fase final del campeonato, ganar a los Trail Blazers era lo único que les servía a Golden State.

No fallaron los discípulos del entrenador Don Nelson con el alero Stephen Jackson de líder en el ataque al conseguir 24 puntos, incluidos 14 en el tercer periodo que fue cuando se rompió el partido al conseguir los Warriors un parcial de 40-20.

El escolta Monta Ellis aportó 18 puntos con 10 rebotes y cinco asistencias para ser el segundo jugador, de los siete de los Warriors, que anotaron en doble dígitos.

La victoria dejó a los Warriors con marca de 44-27, a sólo medio juego de los Mavericks (45-27), que ocupan el séptimo lugar de la Conferencia Oeste, mientras que los Nuggets (44-28), son novenos.

Los Trail Blazers sin el escolta titular Brandon Roy, lesionado y baja por al menos cuatro partidos, su líder fue el base Steve Blake que aportó 22 puntos, mientras que Jarrett Jack, que salió de titular logró 19 y el alero LaMarcus Aldridge llegó a los 17 tantos.

Los Nuggets vivieron una jornada muy especial después de recibir en el Pepsi Center a los Mavericks, el rival directo junto con los Warriors, en la lucha por el octavo puesto de la Conferencia Oeste y lograron un gran triunfo.

Además también vieron como dos meses y medio después de haber sido operado de un tumor testicular maligno, el alero brasileño Nené Hilario volvía con el equipo de Denver completamente recuperado para jugar dos minutos y participar en la victoria de 118-105.

La ausencia del alero alemán Dirk Nowitzki puede ser la perdición para los Mavericks, que ven peligrar su participación en la fase final del campeonato dentro de la competitiva Conferencia Oeste.

Sin Nowitzki, los Mavericks, al final no tuvieron respuesta para la inspiración del alero Carmelo Anthony, que consiguió 32 puntos con 10 rebotes, ocho asistencias y dos recuperaciones de balón.

El base Allen Iverson tampoco quiso dejar de ser clave en el ataque de los Nuggets y aportó 31 puntos, mientras que el pívot Marcus Camby y el reserva J.R.Smith llegaron a los 13 cada uno y completaron la lista de los cuatro jugadores en doble dígitos.

La victoria dejó a los Nuggets con marca de 44-28, a sólo décimas del octavo puesto que ocupan los Warriors (44-27) y a medio juego de los Mavericks (45-27).

El momento más emotivo del partido se dio cuando con menos de dos minutos para concluir el tiempo reglamentario, el entrenador de los Nuggets, George Karl, llamó a Nené para que saliese al campo, en sustitución del alero Kenyon Martin.

Ambos jugadores se dieron un gran abrazo, mientras los aficionados, puestos en pie, le tributaban una prolongada ovación.

Los Mavericks no tuvieron mucho que celebrar aunque el alero Josh Howard destacó con 30 puntos y el base Jason Kidd jugó uno de los partidos más completos desde que llegó traspasado por los Nets al lograr un doble-doble de 19 tantos y 15 asistencias.