Público
Público

Cuatro detenidos en Tenerife por piratear señal de satélite

Reuters

Cuatro personas han sido detenidas en Santa Cruz de Tenerife por la presunta comercialización de señales pirateadas de televisión vía satélite, con la que podrían haber causado un perjuicio de un millón de euros, según informó el lunes la Policía Nacional.

Los detenidos vendían e instalaban equipos descodificadores a través de sus empresas mercantiles y llegaron a falsificar documentos que atribuían direcciones falsas en Reino Unido, un requisito imprescindible para el acceso a algunas plataformas.

Los investigadores de la Policía Nacional tuvieron conocimiento de la existencia de distintas empresas con domicilio social en la provincia de Santa Cruz de Tenerife que supuestamente estaban relacionadas con el pirateo de la señal de televisión digital vía satélite de plataformas de distintos países, según un comunicado.

Tras las primeras investigaciones se averiguó que cuatro empresas mercantiles comercializaban e instalaban equipos fraudulentos en domicilios y establecimientos abiertos al público en Tenerife.

Los detenidos facilitaban descodificadores y 'smartcards' para visualizar la señal emitida por las plataformas internacionales vía satélite, lo que supone una vulneración de la propiedad intelectual, que en este caso pertenece a los propietarios en territorio español de los contenidos.

Según una estimación facilitada por la Policía, los perjuicios ocasionados a los titulares de los derechos ascenderían a un millón de euros.

Por otro lado, las empresas, que conocían la ilegalidad de sus acciones, informaban de ello a sus clientes mediante cláusulas contractuales en las que reconocían que la recepción de algunas de las plataformas fuera del territorio de Reino Unido no estaba permitida.

Para ello, falsificaban documentos mercantiles en los que atribuían a los clientes direcciones falsas en poblaciones británicas.

Hasta el momento se ha detenido a los cuatro máximos responsables por delitos contra la propiedad intelectual, falsedad en documento mercantil y defraudación de las telecomunicaciones, pero la operación continúa abierta.

Más noticias de Política y Sociedad