Público
Público

Cuatro muertos al día en las carreteras, en el 'mejor' verano de la historia

Ha bajado el número de accidentes en carreteras secundarias, donde se registra la mayor cifra de siniestros con víctimas mortales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El verano ha dejado 235 muertos en las carreteras españolas, lo que supone un descenso del 10% respecto a julio y agosto del año pasado, cuando fueron 260, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Pese a que representan casi 4 personas fallecidas cada día de media, ha sido el verano con menos víctimas mortales desde que se registran estadísticas de tráfico.

Unas cifras que han dado a conocer este martes, en rueda de prensa, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y la directora general de Tráfico, María Seguí, quienes se han congratulado de estos resultados 'esperanzadores' aunque han recordado que no se pueden lanzar las 'campanas al vuelo'.

En cuanto al número de accidentes mortales, Tráfico ha contabilizado a 24 horas un total de 236 en los dos meses de verano, lo que supone 36 menos (un 15 por ciento) que en julio y agosto del año pasado. Fernández Díaz ha explicado que durante los dos meses se han producido 76 millones de desplazamientos de vehículos, un 3,5 por ciento menos que los 78,8 millones registrados en las vacaciones de verano de 2012.

Agosto ha sido el mes con mayor número de fallecidos en las vías españolas, aunque son 19 menos que en el mismo mes del pasado año, Mientras, en julio perdieron la vida en la carretera 113 personas, seis menos.

Las carreteras secundarias, que es donde se producen mayor número de muertes en accidente de circulación, han experimentado una sensible reducción en la siniestralidad y, así, se ha pasado de los 209 fallecidos en estas vías el verano pasado a las 175 de este (34 menos).

Por tipo de vehículos, mientras que se ha producido un descenso notable en el número de fallecidos en los accidentes de coche, ha aumento en el de motos (46 motoristas muertos frente a los 39 del año pasado).

Diecisiete fallecidos no llevaban puesto el cinturón de seguridad, entre ellos un niño de 12 años. Esa cifra representa el 16 por ciento de total de víctimas mortales, frente al 26 por ciento que significó el verano pasado.

Según el ministro, este balance del verano ofrece buenas noticias, aunque no ha querido lanzar las campanas al vuelo desde su convicción de que una sola víctima es ya una importante razón para seguir trabajando por la seguridad vial en España.

Más noticias en Política y Sociedad