Público
Público

Cuatro muertos y 160 heridos tras varias explosiones en un depósito de municiones en Tirana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varias explosiones en un depósito de municiones cercano a Tirana causó hoy al menos 4 muertos y más de 160 heridos, entre ellos varios estadounidenses, según una cadena de televisión albanesa.

Una compañía estadounidense contratada por la OTAN para desactivar municiones antiguas estaba trabajando en el almacén militar de Gerdec, a 25 kilómetros de Tirana, cuando se produjo la detonación.

Horas después del incidente, registrado a las 11.50 hora local (10.50 GMT), sigue reinando el caso y se teme que el número de muertos y heridos aumente.

Según fuentes del Gobierno albanés citadas por la cadena privada "Top Channel" de Tirana, la cifra de heridos podría llegar hasta los 200, pero por el momento no hay datos oficiales.

En su primera reacción, el jefe del Gobierno albanés, Sali Berisha, dijo que este incidente "puede convertirse en una tragedia porque había más gente trabajando en el lugar de la explosión".

Las detonaciones se sucedieron durante dos horas, ya que el estallido inicial causó una cadena de explosiones, aunque de menor intensidad.

Setenta de los heridos fueron enviados al hospital de la localidad de Durres, otros 70 a la clínica militar de Tirana y los restantes al Hospital Madre Teresa de la capital albanesa.

Varios supervivientes dijeron a Berisha, durante su visita al hospital militar de Tirana, que había tres grupos de 21 efectivos cada uno dentro de los barracones militares.

No obstante, el ministro albanés de Sanidad, Nard Ndoka, informó de que los heridos son sobre todo civiles y agregó que la explosión se sintió también en la propia Tirana.

Según imágenes de "Top Channel", en varios centros sanitarios se han formado largas colas de ciudadanos que quieren donar sangre para los heridos.

Un hombre que presenció lo ocurrido aseguró que en el lugar de los hechos hay aún unas 150 personas, muchas de las cuales, a su juicio, podrían estar muertas.

Otros testigos relataron que algunos de los heridos son vecinos de casas adyacentes al depósito.

Durante la época comunista, que terminó en 1990, en Albania se construyeron numerosos almacenes de municiones en todo el país.