Público
Público

Cuatro personas mueren en Madrid por inhalación de monóxido de carbono

Una pareja ha fallecido esta noche víctima de una intoxicación por monóxido de carbono procedente de la caldera de la cocina

EFE

Una mujer de 21 años y un hombre de 22 han fallecido esta noche víctimas de una intoxicación por monóxido de carbono procedente de la caldera de la cocina, mientras dormían en su dormitorio en una vivienda tipo dúplex ubicada en el número 21 de la calle Silicio 21, de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz.

Un portavoz de Emergencias 112 ha explicado que la cocina carecía de rejilla de ventilación, además de tener la ventana cerrada, y que a la llegada de los servicios sanitarios del SUMMA y de la Policía Nacional se han encontrado sobre la cama del dormitorio a la pareja ya sin vida.

El dormitorio, ha agregado la fuente, está construido sobre la azotea de la vivienda original -un undécimo piso- mediante un acristalamiento, que se encontraba cerrado, junto a la cocina y a un salón, cubiertos por un falso techo y un tejado de chapa.

Al parecer, la fuga del gas provino de la caldera -antigua y de tipo atmosférica- de la cocina, que no contaba con la preceptiva rejilla y cuya ventana se encontraba cerrada.

Probablemente el gas letal ha penetrado en el dormitorio acristalado a través de un falso techo compartido con la cocina y el salón, ha explicado el citado portavoz. La Policía Nacional lleva a cabo la investigación del suceso, agregó el portavoz, quien ha afirmado que los ocupantes de la planta baja del dúplex fueron desalojados como medida preventiva.

Tragedia en Vicálvaro 

Ayer por la tarde también falleció un matrimonio por inhalación de monóxido de carbono proveniente de una caldera defectuosa en un domicilio del barrio madrileño de Vicálvaro. El hombre, de 59 años, fue encontrado muerto en la bañera y la mujer, de unos 50, se hallaba en el pasillo cuando acudieron los bomberos.

En este suceso resultaron también heridas de gravedad dos hermanas de 25 y 31 años que fueron encontradas inconscientes en el salón, además de dos menores -una niña de trece años y un niño de nueve, que residen en una vivienda vecina, y que sufrieron una intoxicación leve y una crisis de ansiedad.

Más noticias de Política y Sociedad