Público
Público

Cúper y un Betis cuesta abajo ante el duelo en casa del Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El entrenador del Betis, Héctor Cuper, afronta la presión de tirar de un Betis cuesta abajo en el próximo duelo, que se jugará en el feudo del Real Madrid el jueves.

Los verdiblancos solamente han sumado dos puntos de doce posibles, fruto de dos empates y dos derrotas, éstas últimas en los dos últimos partidos -Deportivo (1-0) y Valencia (1-2)- con lo que se han metido en la zona de descenso como antepenúltimos de la tabla.

La última derrota en el Manuel Ruiz de Lopera, a la que contribuyó con uno de sus goles el ex bético del Valencia Joaquín, ha mermado la moral verdiblanca, que empieza a sentir la urgencia de ganar cuanto antes, sobre todo en casa.

El conjunto sevillano no gana un encuentro en su tierra desde el pasado 28 de enero, precisamente desde la última visita del Valencia (2-1) y en total lleva seis goles en contra y cuatro a favor.

La última victoria liguera a domicilio del conjunto bético se registró el 17 de junio ante el Racing de Santander (0-2), en el último partido y en el que los sevillanos, entrenados entonces por Paco Chaparro salvaron la categoría con mucho sufrimiento.

Con sólo cuatro jornadas disputadas y pronto para hablar de crisis y situación de emergencia, Héctor Cúper está obligado a obtener un buen resultado, que en caso de producirse ante un encumbrado Real Madrid y en el Bernabeu sería una buena inyección de moral y, con ayuda de resultados ajenos, serviría para escapar del "pozo" de la zona de descenso.

El mal arranque liguero, de prolongarse en el tiempo, puede convertirse en un peligroso lastre para un técnico llegado al Betis como salvador en el año del centenario del club, tras dos entrenadores que no cuajaron la pasada temporada (Jabu Irureta y Luis Fernández) y un par de campañas flirteando con el desastre y con la salvación en las postrimerías de cada temporada.

Cúper tiene el reto de que su conjunto cambie de cara y supere sus defectos de este inicio de liga, su fragilidad defensiva, la escasez de pegada arriba y la escasa calidad de fuego, y sobretodo que empiece a sumar de tres en tres para hacer desaparecer los fantasmas de crisis que han acompañado con frecuencia al equipo andaluz.

El entrenador verdiblanco esta convencido de que la mejoría del Betis es cuestión de tiempo y tras la derrota con el Valencia resaltó que el conjunto sevillano evoluciona bien en su juego "aunque algo lentamente", y que la ansiedad por ganar perjudica el ánimo de los jugadores.

Pese a la peligrosa espiral en la que rueda el Betis, Cúper afronta el partido contra los blancos con decisión y realismo ya que según sus palabras "tenemos que ir a Madrid con la mejor intención, aunque no hay una receta mágica para ganar los partidos".

Más noticias en Política y Sociedad