Público
Público

Currás defiende el modelo de Novacaixagalicia por la permanencia de la inversión privada

EFE

La conselleira de Hacienda, Marta Fernández Currás, ha defendido hoy la propuesta de captación de capital público-privado que Novacaixagalicia (NCG) remitió al Banco de España por la "vocación de permanencia" de los inversores frente a la provisionalidad de los fondos del FROB.

En rueda de prensa, Fernández Currás dijo no ver problemas para que el organismo regulador acepte la propuesta de NCG, cuyo contenido mixto supone "ventajas", y consideró que habrá que esperar a mediados de abril para conocer la decisión del Banco de España pues son muchas las entidades que remitieron sus planes de recapitalización que "no son sencillos".

A su juicio, "lo deseable" es que el dinero público que solicite NCG sea el menor posible por su incidencia en las cuentas públicas, y por ello se mostró partidaria de la captación de inversores privados, que aportan permanencia, pues la filosofía del decreto sobre el reforzamiento del sistema financiero aspira a conseguir un "colchón de seguridad para el futuro".

Por esa razón, no cree que la caja dé por hecho recurrir al FROB para conseguir los 2.622 millones de euros que necesita pues, si así fuera, "no presentarían un plan mixto", evidenció.

En todo caso, eludió abordar la concreción de posibles inversores privados porque los acuerdos sobre este asunto son confidenciales. "Ni las cajas revelarán esos contactos", aseveró.

Fernández Currás defendió además el Esquema de Protección de Activos como una "opción más que razonable" en este plan de viabilidad, además de ser una "garantía" para el FROB, e insistió en la necesidad de generar confianza.

El consejo de administración de Novacaixagalicia aprobó el pasado 24 de marzo su nuevo proyecto de capital, basado en la captación de inversores privados y la presencia temporal de capital público a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria.

Un día antes, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, adelantó que NCG optaría por continuar en solitario con un mix de financiación público-privada, al que podría sumarse un esquema de protección de activos para segundas pérdidas de un 6 % que la Xunta y el FROB avalarían al 50 %, mientras que el 4 % restante lo asumiría la entidad.

Más noticias de Política y Sociedad