Público
Público

Un debate con pocas propuestas y anclado en el pasado

Mayor Oreja recuerda las mentiras de Zapatero para "ocultar la crisis" y López Aguilar menciona las del Yak-42 y el 11-M

YERAY CALVO

El PSOE y el PP han afrontado su primer cara a cara entre sus cabeza de lista para las elecciones europeas. En un formato muy parecido al que reunió en su momento a los candidatos de ambos partidos en las pasadas elecciones generales, en el que se enfrentaron Zapatero y Rajoy, Juan Fernando López Aguilar y Jaime Mayor Oreja sacaron a relucir sus respectivos proyectos para Europa y sus respectivos argumentos.

El candidato de los conservadores ha sido el primero en arrancar, dentro del pactado discurso de apertura de dos minutos. Las primeras palabras eran para los parados. Un discurso en clave nacional con referencias a la crisis económica.

López Aguilar, por su parte,  ha situado la crisis económica dentro de un contexto internacional, fijando su origen en los "modelos ultra conservadores. La culpa no la tienen los trabajadores", ha aclarado el candidato socialista. "Lo que decidimos ahora es como salir de la crisis, y claro que vamos a salir, pero lo que vamos a hacer es decidir que modelos queremos para salir de ella".

De lleno en el primer bloque, destinado a hablar de la economía, la crisis ha ocupado, como no podía ser de otra forma, todo el tiempo. Para Aguilar, una de las conclusiones que se extraen de esta crisis es el fracaso de las las políticas neoliberales. En su opinión, hay que aprender de esta experiencia para plantear un modelo innovador "y más verde". "No hemos oído hablar al PP de propuestas", dijo.

Mayor Oreja aguardaba su turno, "señor Aguilar, España no está para mítines", contraatacaba el conservador. El candidato del PP recordó que la burbuja inmobiliaria la acentuó el Gobierno de Zapatero. Además, puso en la mesa las "mentiras" sobre la crisis, donde se trató de ocultar lo que realmente ocurría. Del mismo modo cuestionó por qué si critican el modelo que llevó a la crisis no lo cambiaron en su momento.

Hablando de mentiras, Aguilar mencionó el Yak-42 y la gestión del 11-M. "Sobre la demagogia ustedes son los reyes", zanjó. Aguilar, que mostró a la cámara el libro de Aznar sobre las recetas para salir de la crisis, achacó al PP que una de sus propuesta fuera la flexibilización de los despidos. Mayor Oreja, dijo que el tan mencionado "decretazo" sirvió para crear cinco millones de empleos.

Pese a que el segundo apartado , destinado a escuchar las políticas sociales propuestas por ambos partidos, había comenzado, Mayor Oreja seguía fijando el discurso en el empleo. La mejor propuesta en este sentido es "empleo, empleo, empleo", comenzaba el candidato del Partido Popular.

El socialista aludió a la protección social como uno de los valores en la política de su partido, frente a los "decretazos" de otros partidos. "Salir de la crisis con políticas sociales, no contra las políticas sociales". "Echan de menos una huelga general pero los trabajadores saben que el Gobierno está de su parte", explicaba Aguilar.

En la réplica, Mayor Oreja, nombró y definió a la familia como "la autentica red social que resuelve los problemas en épocas de crisis". A Aguilar se le escapó una leve risa. Dijo, explicando su reacción, que el que ha defendido ha sido el PSOE, como en materia de pensiones, de salario mínimo, etc.

En este nuevo apartado comenzaba el socialista. Y lo hacía proponiendo la necesidad de reconocer los derechos y las obligaciones de los inmigrantes. En sus dos minutos y medio de intervención también tuvo tiempo para recordar la postura de Mayor Oreja en el Parlamento Europa posicionándose en la "derecha de la derecha". Ponía como ejemplo la propuesta para estimular el voto en Europa rechazada por los conservadores.

Para Mayor Oreja, lo que se necesita es "más España. No tenemos una visión nacional".  Para ello propuso recuperar las políticas antiterroristas y su visión de España. Acabó su turno con una pregunta "¿qué le parece que en algunas CCAA no se permita estudiar en castellano?".

Aguilar no contesta a la pregunta pero alude a la situación en el País Vasco donde la lucha contra el terrorismo donde "nunca había estado tan fuerte". Luego volvió al espacio europeo para hablar de la diversidad.

Mayor Oreja recuperó su réplica para incidir de nuevo en el tema de la lengua y para hablar de la nueva ley del aborto , concrétamente de la autorización para que una menor aborte sin el consentimiento de sus padres, una postura que el candidato conservador considera "grotesca" y que ha llegado a calificar de "disparate".

Sobre el aborto, el ex ministro de Justicia ha querido pararse, para explicar que ya se está aplicando en mucho de los países de Europa.  El intercambio de reproches, y la discusión sobre los diferentes conceptos de España de ambos candidatos, acabó con Mayor Oreja sacando a relucir el episodio en la final de la Copa del Rey. "Cuando se pita en un estadio al himno, en Francia por ejemplo, se toman medidas". En su opinión, otro de los disparates "es la división que hay entre los españoles".

"Ustedes quieren leyes donde ha de haber libertad", contestaba Aguilar sobre la visión de su contrincante sobre temas como el aborto. Para el del PP, es el actual Gobierno el que quiere imponer. "El aborto no es un derecho", eso no lo vamos a compartir, sentenciaba Mayor Oreja.

Como si de un juego de palabras fuera, el último bloque del debate empezaba con la petición de Mayor Oreja para conseguir "más España", para defender sus intereses en Europa. "Hemos perdido credibilidad en la Unión Europea", dijo.

Aguilar, además de las crisis del modelo económico liberal fracasado, también ha querido enfatizar el fracaso de las guerras preventivas que sólo han servido para "crear más inestabilidad", según el socialista."España está en el corazón de Europa, está el G-20 aportando ideas para crear la nueva arquitectura económica", subrayó.

Oreja aprovechó su turno para rectificar al socialista. "España no está ni en el G-8 ni en el G-20".  Además, si se ha acudido a las cumbres ha sido por los líderes del Partido Popular europeo, aclaraba. "No tantos brotes verdes, no tanto Obama. La realidad es la que yo le describo. Es la fotografía de la crisis. Porque han perdido la elecciones y lo van a volver a hacer. Hablar del futuro de Europa es hablar del PP".

Mientras, Aguilar, sonreía. "Usted que no ha hablado de Europa lo hace ahora para mencionar el socialismo europeo", ironizaba en forma de ataque.  Para culminar su discurso y a colación del papel que juega España a nivel internacional, Aguilar mencionó "la campaña de desprestigio" que ha llevado a cabo el PP en Europa. "Habla usted de la crisis como si le gustara. Si Aznar sabe como salir de la crisis, por qué no se lo dice a Merkel que seguro le vendrá bien", espetó.

El último minuto del debate, con mirada directa a la cámara, Mayor Oreja agradeció a los espectadores por seguir al debate, acabando como había empezado su discurso mencionando la crisis y pidiendo confianza a los votantes. Aguilar, del mismo modo, apeló a los ciudadanos para decidir la Europa que queremos, "una Europa relevante" que dé más derechos y "compromisos", por lo que pidió el voto, para conseguir "ese sueño digno de nuestras esperanzas".

Más noticias de Política y Sociedad