Público
Público

Un debilitado Berlusconi descarta anticipar elecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, descartó el miércoles convocar elecciones anticipadas, rechazando una advertencia del presidente del Senado de que las divisiones en su Gobierno amenazan su capacidad de mantenerse en el cargo.

"Estoy sorprendido de ver noticias que continúan dando a entender que unas elecciones anticipadas son inminentes", dijo Berlusconi en una declaración. "No he considerado nada por el estilo".

El primer ministro prometió que su Gobierno de centroderecha se mantendrá en el poder hasta el final de la legislatura, en 2013.

Los comentaristas hablan de un clima de nerviosismo en la coalición, diciendo que los problemas judiciales y personales de Berlusconi han debilitado su control sobre sus aliados.

El martes por la noche, el presidente del Senado, Renato Schifani, dijo en un discurso que a menos que la coalición terminara con sus riñas internas el Gobierno no sobreviviría hasta el final de su mandato.

La advertencia de Schifani fue publicada el miércoles en primera página por todos los diarios italianos y los comentaristas indicaron que añade peso a la posibilidad de que se convoquen elecciones anticipadas. Sólo el presidente de la República supera a Schifani en la jerarquía institucional italiana.

"Esta crisis en el centroderecha, que ha estado arrastrando durante semanas, de repente se ha convertido en un asunto mucho más serio", dijo un editorial en la portada del diario La Stampa.

Berlusconi debe regresar al banquillo de los acusados en dos casos de corrupción que se reanudarán este mes y en enero. En octubre perdió la inmunidad, cuando el Tribunal Constitucional decretó que una ley aprobada por su Gobierno era contraria a la Carta Magna.

Los diputados de centroderecha han propuesto reformar el complicado sistema judicial y Berlusconi quiere que todo el centroderecha cierre filas y aprueba rápidamente la ley.

Mientras que el primer ministro dice que la reforma beneficiará a todos los italianos, los críticos dicen que sólo es la última versión de una serie de leyes hechas a su medida para ayudarle a evitar juicios por corrupción.

BERLUSCONI, ATACADO

El malestar en la coalición tiene un origen más profundo que los problemas judiciales de Berlusconi.

Gianfranco Fini, presidente del Congreso y considerado uno de sus herederos, ha ventilado en público su descontento con el primer ministro. Fini le ha acusado de comportarse como "un monarca absoluto" y ha declarado que el ambiente en la coalición era a veces antidemocrático y sofocante como "el aire en los cuarteles militares".

Mientras que Berlusconi ha descalificado a la mayoría de la oposición acusándoles de "comunistas" con quienes es imposible el diálogo, Fini ha dicho que ningún Gobierno puede promulgar una reforma duradera sin la cooperación de la oposición.

Otro miembro de la coalición, la Liga Norte, está descontento con la política económica del Gobierno y ha exigido elegir candidato para dos regiones claves del norte del país en las elecciones regionales del próximo marzo a cambio de apoyar la ley.

Berlusconi dijo en su comunicado que "la mayoría que apoya al Gobierno es sólida" pese a "algunas dialécticas internas", pero un comentarista dijo que esto sólo añade confusión política.

"Está transmitiendo una imagen de confusión. Por un lado, una figura institucional muy importante del centroderecha está hablando abiertamente de elecciones anticipadas, mientras que Berlusconi niega esta posibilidad", dijo a Reuters Massimo Franco, un destacado comentarista del Corriere della Sera.

Más noticias en Política y Sociedad