Público
Público

Decretada la nulidad parcial de la causa contra Terra Mítica por fraude fiscal

EFE

El Juzgado de Instrucción número 3 de Valencia ha acordado la nulidad parcial de la causa abierta contra Terra Mítica y otras 16 empresas por fraude fiscal de 4,4 millones de euros, según ha informado hoy el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

Según precisa en un comunicado, la nulidad afecta al delito tributario "y no a otro tipo de infracciones penales que puedan derivarse de las investigaciones", por lo que, "de momento, la causa sigue abierta".

La decisión del magistrado instructor de este caso se produce tras dos resoluciones judiciales sucesivas en este mismo sentido: un auto dictado por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Valencia y una sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJCV.

En la primera de ellas, de enero de 2006, la Sección Tercera decretó la nulidad de las actuaciones realizadas desde la incoación de diligencias penales, al entender que se había vulnerado el derecho a la defensa de uno de los empresarios investigados, a quien la Agencia Tributaria no dio audiencia previa antes de remitir el expediente al Ministerio Fiscal.

Posteriormente, en marzo de 2009, el TSJCV anuló y dejó sin efecto la resolución por la que la Agencia Tributaria remitió a la Fiscalía el expediente administrativo que generó el proceso penal.

La investigación del supuesto fraude se remonta a noviembre de 2005 cuando, a instancias de la Agencia Tributaria, la Fiscalía presentó una denuncia contra un grupo de sociedades, entre ellas Terra Mítica, que supuestamente formaban parte de una "trama organizada" de falsificación de facturas.

Según la denuncia, esas empresas, algunas ficticias, defraudaron 4,4 millones de euros a través del IVA y del Impuesto de Sociedades entre 2000 y 2001 con la emisión de facturas falsas por trabajos no realizados pero atribuidos a la construcción del parque temático Terra Mítica de Benidorm (Alicante).

En febrero de 2006, el Juzgado instructor decretó el archivo provisional de la causa e interrumpió las declaraciones de imputados y testigos, después de que la Audiencia Provincial certificara que se había vulnerado el derecho a la defensa de uno de los imputados, Francisco Escoto, a quien la Agencia Tributaria no escuchó durante la investigación.

El expediente fue devuelto a Hacienda para que cumplimentara este trámite de audiencia previa y, una vez hecho, lo trasladó de nuevo a la Fiscalía, reanudándose así las actuaciones judiciales.

Sin embargo, en este nuevo expediente, la Agencia Tributaria volvió a denegar el trámite audiencia previa a otros tres imputados.

Los empresarios recurrieron, y el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana les dio la razón, anulando y dejando sin efecto el expediente que generó la investigación penal.

Amparándose en estas dos resoluciones, los abogados defensores solicitaron al magistrado instructor la nulidad de la causa, en la parte que afecta al fraude fiscal.

Según informa el TSJCV, la resolución del juez instructor no es firme, y contra ella cabe recurso de reforma y de apelación.