Público
Público

Definición para diagnosticar Alzheimer leve es confusa: estudio

Reuters

Por Genevra Pittman

Un estudio sugiere que apartir de la definición revisada de un trastorno mental llamadodeterioro cognitivo leve, muchas personas con Alzheimer leve oinicial fácilmente podrían recibir aquel diagnóstico.

Los médicos ya consideran que el deterioro cognitivo leve esen muchos pacientes el primer signo de un futuro diagnóstico deAlzheimer. Y, para los autores, la nueva definición confundiráaún más esa frontera diagnóstica.

"Existe gran controversia (...) sobre la clasificación deldeterioro cognitivo leve. Lo más difícil desde el principio fuedefinir sus fronteras. Inventar una etiqueta como ésta, generaconfusión", dijo el doctor Peter Whitehouse, neurólogogeriátrico de la Facultad de Medicina de la Case Western ReserveUniversity, en Cleveland, que no participó del estudio.

Originalmente, el deterioro cognitivo leve se lesdiagnosticaba a las personas con problemas de memoria, pero sinotros inconvenientes para pensar, razonar o realizar las tareascotidianas.

Pero el doctor John Morris, de la Washington University enSt. Louis, explicó que la definición se fue ampliando y lasguías del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento y laAsociación de Alzheimer de Estados Unidos ya alcanzan a laspersonas que no pueden hacer las tareas del hogar y hobbies.

Esos problemas funcionales siempre fueron parte deldiagnóstico del Alzheimer inicial. Morris, único autor delestudio, atribuyó tanta confusión a que la mayoría de los casosde deterioro cognitivo leve se tratan en realidad de Alzheimerleve.

Otros pueden ser por un accidente cerebrovascular, ciertosfármacos o problemas de tiroides, que los médicos puedendetectar fácilmente si evalúan mejor a los pacientes.

Morris analizó datos de más de 17.000 personas evaluadas porAlzheimer en 33 centros entre el 2005 y el 2011, incluidas unas6.000 a las que originalmente se les había diagnosticadoAlzheimer o demencia leve asociada con el Alzheimer.

Los participantes tenían 75 años al momento de laevaluación, según publica Archives of Neurology.

El autor determinó que, a partir de la nueva definición deldeterioro cognitivo leve, a casi todos los pacientes condemencia "muy leve" se les podría diagnosticar en cambiodeterioro cognitivo leve. Lo mismo ocurrió con más del 90 porciento de las personas con Alzheimer "leve".

Para Morris, esa superposición diagnóstica induciría unagran cantidad de decisiones subjetivas al determinar quépaciente tiene Alzheimer inicial y cuál tiene deteriorocognitivo leve, o a evitar un diagnóstico de Alzheimer porque esconsiderado "estigmatizante".

"Si la causa del deterioro cognitivo es el Alzheimer,comunicar el diagnóstico con la mayor precisión posible lepermitirá al paciente y a su familia empezar a manejarse con larealidad de la enfermedad en un estadio en el que el pacientetodavía cuenta con la capacidad cognitiva para participar de lasdecisiones", aseguró Morris.

La Asociación de Alzheimer estima que unos 5,4 millones deestadounidenses tienen la enfermedad, incluido uno de cada ochomayores de 65 años.

Creighton Phelps, director del Programa de Centros para elAlzheimer del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento,consideró que en cierto modo, la línea que separa el deteriorocognitivo leve del Alzheimer inicial es "confusa" y depende deljuicio de cada médico.

Phelps señaló que muchos investigadores todavía sostienenque existe un rango entre la función cognitiva normal y lademencia del Alzheimer que merece una categoría propia.

FUENTE: Archives of Neurology, online 6 de febrero del 2012

Más noticias