Público
Público

Del Toro, Bayona y Belén Rueda hablan del miedo en el Cervantes

EFE

Los directores Juan Antonio Bayona, Jorge Dorado y Guillermo del Toro, éste último en calidad de productor de "El Orfanato", y su protagonista, Belén Rueda, hablaron hoy en el Instituto Cervantes del miedo y de sus claves, en la primera cita mensual del ciclo "Españolas en París".

Un equipo de "lujo", resaltó el director de la sede parisiense del Instituto, Enrique Camacho, al presentar esta nueva odisea cinematográfica destinada a revelar películas que estén en cartel en España pero sean todavía inéditas en esta ciudad.

Durante el encuentro, Guillermo del Toro dio unas breves pinceladas sobre las tres reglas básicas del miedo, tan dependiente del contexto, y sus mecanismos: "las ausencias", "lo que debería ser y no es" o "la presencia que no debería estar donde está".

"La otra regla" para obtener miedo que es "la empatía", si el actor "sabe contagiarla y si el trabajo con la cámara está bien llevado", se construye "un momento atmosférico" de miedo, añadió Del Toro, que puso como ejemplo de técnicas nefastas la del gato que sale del armario.

Recordó, además, que la narrativa del miedo "es primordial al ser humano", como lo prueba su relación con los cuentos de Hadas, y consideró que su "mejor motor" es la guerra.

El director mexicano diferenció además el horror, donde se teme "el daño físico", de ser herido, maltratado, comido... del Terror, donde se teme el daño "más allá de lo físico", como "perder el alma, o descubrir que nunca la has tenido" o que "no somos humanos".

Por su parte, Juan Antonio Bayona, que dijo haber recibido "40 o 50 guiones" de Estados Unidos, pero no interesarle ninguno tanto como el de "El Orfanato", explicó en clave de humor que al ser "tan pequeñito" y "costarle tanto imponerse" se venga "del mundo" provocando miedo en el público.

"Al final, todas las películas hablan de la vida", de la realidad, pero hacer una es algo que "te tiene que salir de dentro", comentó el director, convencido de que los miembros de su generación "no hemos crecido en España, porque España ya no existe" en el mundo globalizado, lo que le impidió celebrar a continuación "la suerte" de haber nacido en España.

Tras esta "hora de cine" sobre el por qué y el cómo del miedo en el cine y en la vida, se proyecto en el Instituto Cervantes el mediometraje "Limoncello" de Jorge Dorado, Luis Alejandro Berdejo y Borga Cobeaga.

Al mismo tiempo, el equipo de "El Orfanato" se traslado al cine Majestic Passy, en el vecino barrio XVI, donde reside una abundante mayoría de ciudadanía española, para asistir a la proyección del filme, y del cortometraje "La guerra", de Luis Berdejo y Jorge Dorado.

Un debate con el público, animado por el delegado general de la Semana Internacional de la Crítica de Cannes, Jean-Christophe Berjon, y una degustación de gastronomía aragonesa pusieron punto final al evento.

"Cuando nos planteamos nuestra nueva etapa, nos planteamos sacar el Instituto Cervantes fuera", y en concreto con el cine, porque es una de las facetas para dar a conocer la cultura española más claras, y además tienen una ventaja, y es que el idioma es fácil, comentó a EFE Enrique Camacho.

La presentación de esta tarde y las que seguirán, los últimos lunes de cada mes, es "la conjunción" de este proyecto y del ciclo "Españolas en París", impulsado por Javier Martín y José María Riba, resaltó.

La idea de crear "Españolas en París" era que "París está muy desaprovechado para el cine español", comentó el ex delegado general de la Semana de la Crítica.

Se trataba de "poner una pica en flandes" y empezar con pases mensuales de películas inéditas, y luego mas adelante, si esto cuaja, pensar "en una manifestación aquí en París que se adapte al publico y a los profesionales de París y a las necesidades del cine español, manifestó.

En el origen del proyecto "un grupo de amigos que somos españoles o que tienen afinidades con España y que estamos metidos en el tema del cine o en festivales, en producción distribución, exhibición, directores, productores y otros profesionales del sector, añadió.

Más noticias de Política y Sociedad