Público
Público

La delegada del Gobierno reclama menor crispación política en la Comunitat Valenciana

EFE

La delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Ana Botella, considera que se están superando los límites del debate político dentro de una ética, y por ello clama por "rebajar el nivel de crispación política" y por que los partidos se centren en la resolución de los problemas de los ciudadanos.

En "Los desayunos de la Agencia EFE" en el hotel Las Arenas de Valencia, Botella ha señalado que hay "unas líneas" que los partidos deben contener "por responsabilidad", pues la sociedad "quiere soluciones, no más problemas".

Entiende así que las formaciones políticas, en vez de "confrontarse y crispar", deben actuar "desde las comisiones interministeriales, convenios y mesas de trabajo" y "negociar hasta resolver las cuestiones".

Para Botella, resulta "inadmisible" que la acción política derive hacia "otros mecanismos más agresivos", y rechaza que se "judicialicen todas las actuaciones" cuando caben "otras vías".

La sustituta desde el mes pasado de Ricardo Peralta considera además que el hecho de que los partidos puedan actuar pensando en las próximas citas electorales es "una pésima tentación" siempre presente pero a la que no se debe recurrir.

Botella lamenta los enfrentamientos entre las Administraciones autonómica y municipal y la central, y que "aquí cada proyecto sea un problema".

"Esa visión a veces victimista del Gobierno regional de convertir cuestiones en problemas pone de manifiesto su incapacidad para resolverlas", afirma, para destacar, por contra, la visita a la Comunidad en 2010 de "todos los ministros y vicepresidentes" del Gobierno.

Más noticias