Público
Público

Un democristiano para presidir la UE

El primer ministro belga tiene el camino despejado para convertirse en presidente de la Unión tras la renuncia de Blair, Grybauskaite y Balkenende

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro belga, Herman Van Rompuy, ha sido designado como el primer presidente permanente de la Unión Europea, según ha podido confirmar la agencia France Presse. Durante toda la tarde se estaba dando por hecho que Van Rompuy sería elegido para este puesto después del apoyo masivo que había conseguido entre los jefes degobierno de los 27. Estos, llevan reunidos desde las 18.00 horas en Bruselas y se espera que haya un comunicado oficial en breve.

La británica Catherin Ashton ha sido designada Alta Representante para Política Exterior y Seguridad. El grupo socialista la presentó como candidata este mismo jueves y su nombre fue subiendo enteros por encima de los del ministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos y su homólogo italiano, Massimo D'Alema.

Ambos serán investidos el próximo 1 de diciembre y tendrán la responsabilidad de guiar los pasos de la Unión Europea en un momento decisivo tras la ratificación del Tratado de Lisboa.


'Creo que sería imposible haber elegido a dos personas mejores', dijo el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, durante la rueda de prensa posterior a la designación.

'Para mí es algo muy difícil abandonar el Gobierno de mi país', dijo Van Rompuy una vez que tomó la palabra. 'El puesto para el que he sido elegido es nuevo. La desventaja de las presidencias de turno era la falta de perspectiva. Con mi trabajo espero que todo esté más organizado y dar esas perspectivas que necesitamos', añadió.

'Europa debe ser una ventaja para todos los miembros. Cada país tiene su historia, su cultura y su manera de hacer las cosas. Pero todo esto será productivo. El único perfil adecuado para la UE es el del diálogo', añadió.

Por su parte, la baronesa Catherin Ashton, quiso agradecer primero a Javier Solana su trabajo estos años. 'Para mí este cargo es un desafío. Dui la primera mujer británica comisaria y ahora soy la primera mujer elegida para este cargo'. 

La reputación de este belga de 62 años ha crecido en los últimos meses como la espuma al convertirse en primer ministro hace ahora un año tras conseguir que por fin se formara un Gobierno de consenso en su país. Nacido en la Bruselas de posguerra, el nuevo presidente de la UE estudió Filosofía y Economía en la Universidad de Lovaina y ascendió rápidamente dentro del partido democristiano flamenco (CD&V), la principal fuerza del país, del que nunca se ha movido.

Hasta hace poco en un segundo plano, Van Rompuy se forjó una imagen de gran creador de consenos por su participación en las siempre complejas negociaciones para formar coaliciones gubernamentales en Bélgica durante más de una década. Entre 1993 y 1999 fue viceprimer ministro y responsable del Presupuesto, por lo que se le considera el artífice de que Bélgica consiguiese reducir su enorme deuda pública para cumplir con los criterios del euro.

Sin experiencia en la política europea, se considera a Van Rompuy un gran defensor de la integración comunitaria y de la cooperación con Estados Unidos.

La vida de la baronesa Catherin Ashton, actual comisaria de comercio de la UE, ha dado un vuelco muy grande en tan solo 24 horas. Con la opción Tony Blair completamente quemada, el Reino Unido quería asegurarse que uno se los suyos estuviera presenta en los nuevos cargos que nacen a raíz de la ratificación del Tratado de Lisboa por todos los miembros de la Unión.

Y así ha sido. Cuando Alemania y Francia propusieron a Van Rompuy, los laboristas británicos no vieron manera alguna de seguir apoyando a Blair y a última hora de esta tarde, el primer ministro, Gordon Brown, retiraba su apoyo a su antecesor en favor de Ashton. Como Van Rompuy, Ashton era solo conocida en su país. Pero representa dos de las condiciones no escritas para el puesto: ser mujer y socialista.

Más noticias en Política y Sociedad