Público
Público

La derecha italiana se venga de la mujer de Berlusconi

Un diario publica una foto suya de su época de actriz con el pecho desnudo

SANDRA BUXADERAS

A la esposa de Silvio Berlusconi le cae ahora encima toda la furia de la derecha italiana tras haber criticado públicamente a su marido por machista. Los foros de internet conservadores la atacan, en los pasillos del Parlamento los diputados del Pueblo de la Libertad se echan las manos a la cabeza, y hasta algunos periódicos afines han llegado al insulto personal.

Ayer el diario digital Libero se atrevía incluso a "desnudar" a la primera dama del país. Veronica Lario aparece en la web en una foto antigua con los pechos al aire. El periódico pretende recordar que también la indignada señora Berlusconi perteneció un día al mundo del espectáculo. La imagen fue tomada supuestamente cuando Lario protagonizaba la obra teatral con la que hechizó a su hoy marido. El enamorado Berlusconi, entonces empresario, abandonó a su primera mujer, con la que había tenido dos hijos, y se fue a vivir con Lario, con la que tuvo tres retoños y con la que se casó en segundas nupcias.

Ahora, el director de Libero, Vittorio Feltri, llama a la primera dama "velina ingrata", incapaz de soportar que otras chicas florero más jóvenes que ella ocupen puestos importantes, y hasta le sugiere que visite un psiquiátrico. Velina es como llaman en Italia a las azafatas de los programas de televisión sin más cometido que el de mostrar sus encantos.

El periódico Il Corriere della Sera, el más importante de la derecha, se permite ironizar también aunque con más finura sobre el currículum de Lario: la muestra en una foto antigua en pose provocativa y descubriendo el muslo "en la época en que se hacía llamar Raffaela".

En los foros de las webs de la derecha hay un grito unánime de los seguidores del Pueblo de la Libertad: "Silvio, divórciate". Sólo una minoría defiende a la mujer del líder. En cambio, la izquierda está encantada y por la web corren proclamas para convertir a Lario en su nueva "Obama".