Público
Público

Un descenso en el CO2 del aire congeló la Antártida

El hielo comenzó a formarse hace 34 millones de años 

 

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE

Un equipo de científicos de las universidades de Cardiff, Bristol (ambas del Reino Unido) y Texas (EEUU) ha logrado confirmar la relación entre un descenso en los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera y la formación de las capas heladas de la Antártida hace 34 millones de años. Los investigadores explican en Nature que este descubrimiento aporta una lección importante para el debate de la próxima Conferencia de Cambio Climático de la ONU que se celebrará en diciembre en Copenhague (Dinamarca).

Durante la transición del Eoceno al Oligoceno hace 34 millones de años, las capas heladas de la Antártida comenzaron a formarse cuando el nivel de CO2 descendió hasta 760 partes por millón, el doble del actual.

Hasta ahora, se había especulado sobre la relación entre el continente helado y la disminución gradual de los gases de efecto invernadero, pero el equipo de Paul Pearson ha logrado encontrar la prueba química en rocas antiguas halladas a gran profundidad en una excavación en Stakishari (Tanzania).

"Hace 34 millones de años, la Tierra registró una tendencia al enfriamiento: los glaciares y las capas heladas cubrieron la Antártida, el nivel del mar bajó y los bosques templados comenzaron a desplazar a la típica vegetación tropical", explica Pearson. La transición hacia el Oligoceno culminó con el rápido desarrollo de las capas heladas en la Antártida hasta como hoy la conocemos.

Los investigadores lograron reconstruir las concentraciones de CO2 entre el Eoceno y el Oligoceno, el mayor cambio climático ocurrido desde la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años. D

 

Más noticias de Política y Sociedad