Público
Público

Destapado el escándalo de amaños más grande del fútbol europeo

Al menos 17 detenidos en cuatro países por manipular casi 200 partidos, tres de ellos de Champions. España no está implicada.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escándalo de las apuestas ha vuelto a golpear el mundo del deporte y en particular al fútbol. La policía y la fiscalía de Bochum han llevado a cabo una redada saldada con 15 detenciones en Alemania y 2 en Suiza y a 50 registros en esos dos países y en Austria y en el Reino Unido.

La cifra de partidos manipulados por parte de las mafias de apuestas podría ser de 200, entre ellos 12 de la Liga Europa y 3 de la Liga de Campeones.

Los países involucrados en el escándalo son Alemania -desde donde habría operado la mafia de manipuladores-, Bélgica, Suiza, Croacia, Eslovaquia, Turquía, Bosnia y Austria.

Las investigaciones, dirigidas por la fiscalía de Bochum, fueron respaldadas por la UEFA que ha estado desde junio pasado en contacto permanente con los investigadores. Peter Limacher, de la UEFA, considera que se trata del escándalo de manipulación más grande que ha afectado al fútbol europeo.

La fiscalía no quiso indicar concretamente qué partidos están bajo sospecha de manipulación ni dar informaciones sobre la identidad de los sospechosos y los detenidos para no perjudicar las investigaciones en curso.

No obstante, varios medios de comunicación alemanes han asegurado que entre los detenidos están los hermanos croatas Ante y Milan Sapina, figuras claves en otro escándalo de manipulación en 2005 que terminó llevando a la cárcel al ex árbitro Robert Hoyzer. El colegiado fue acusado de amañar partidos como parte de una banda internacional de apuestas ilegales, siendo condenado a dos años y cinco meses de prisión.

En Alemania están bajo sospecha de manipulación un total de 32 partidos y la máxima categoría involucrada es la segunda división con 4 compromisos bajo la lupa.

En Croacia, Eslovenia, Turquía, Hungría, Bosnia y Austria, en cambio, hay también partidos de primera división bajo sospecha. Todos los partidos involucrados en la investigación se jugaron en 2009.

La fiscalía cree que la banda de apostadores buscó manipular el resultado de partidos a través de sobornos a jugadores, entrenadores, árbitros y funcionarios y luego apostaron grandes sumas de dinero en Europa y en Asia a un determinado resultado.

Andras Bachmann, de la fiscalía de Bochum, explicó que los detenidos están bajo sospecha de haber formado una asociación para delinquir y cometer estafas sistemáticamente.

La UEFA ha anunciado que pedirá 'las sanciones más duras' para los culpables de la red mafiosa.'La UEFA se ha implicado activamente en las investigaciones y ha prestado su asistencia con información detallada mediante su Sistema de Detección de Fraude en las Apuestas', subraya la UEFA en su comunicado.

Dicho Sistema, explica, 'monitoriza todas las competiciones de la UEFA y los partidos de primera y segunda división de todos los países europeos a los efectos de sospechas de fraude en las apuestas'.

'Me gustaría dar las gracias a las autoridades alemanas por esta acción y por su colaboración. Este caso demuestra que es posible que las autoridades de un Estado trabajen junto con un organismo deportivo en materia de corrupción y de fraudes en los partidos', declaró el secretario general de la UEFA, Gianni Infantino.

'Vamos a continuar nuestra batalla contra toda forma de corrupción en el fútbol europeo bajo el lema de tolerancia cero. Pediremos las sanciones más duras para los culpables ante los tribunales competentes, ya sean individuos, clubes o dirigentes', añadió.

Más noticias en Política y Sociedad