Público
Público

Detenidos 15 españoles por estafar a más de cien empresarios con el timo del Nazareno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía ha detenido en Madrid a 15 españoles por estafar a más de cien empresarios unos 3.000.000 de euros mediante el timo del "Nazareno", que consiste en pagar los primeros pedidos de una mercancía y desaparecer con los segundos sin dejar rastro.

Los detenidos han sido acusados de conformar un grupo organizado especializado en la comisión de estafas a través de las siguientes empresas instrumentales:"Construcastillo e Instalaciones Alderete SL"; "Construcciones y Rehabilitaciones Lorena Pérez e Insatalaciones S.L"; "Constrivang SL"; "Cuzco Neting SL" y "Reformas y Proyectos Menéndez Alvarez SL".

En rueda de prensa, el Comisario Jefe de Usera Villaverde. Esmeraldo Rapino, que ha dirigido la investigación, ha explicado que el número de empresarios que han sido víctimas de esta estafa podría alcanzar el centenar, pero hasta el momento han sido localizados la mitad.

Muchos de ellos, por la propia dinámica del delito, puede que no se hayan percatado aún de que los pedidos que han suministrado nunca les serán abonados.

Se estima que el valor de los estafado podría alcanzar los 3.000.000 de euros, y hasta el momento se han practicado cuatro registros en los que se ha recuperado mercancía valorada en 1.000.000 de euros, consistente en material de construcción, informático y electrodomésticos.

El modus operandi era el siguiente:los estafadores se presentaban en una empresa como comerciales interesados en la compra de diverso material, normalmente de construcción, electrodomésticos, informático, etc.

En los primeros contactos se ganaban la confianza de las futuras víctimas y realizaban pedidos de poca importancia, que abonaban al contado.

Posteriormente solicitaban un pedido importante, esta vez a pagar en 30, 60 ó 90 días, pero transcurrido este espacio de tiempo, la víctima no lograba cobrar el material que había suministrado.

Cuando intentaba ponerse en contacto con los comparadores le resulta imposible, ya que estos habían desaparecido sin dejar rastro, al desmontar la oficina creada y dar de baja los teléfonos facilitados.

Los estafadores abrían y cerraban sus empresas de acuerdo con las necesidades de sus actividades delictivas e incluso estafaban a una misma víctima varias veces, con distintos "comerciales" y distintas "empresas".

Los detenidos habían creado otras dos empresas más: "Prycoma XXI SL" y "Construcciones e instalaciones SL", para vender la mercancía estafada y blanquear los beneficios obtenidos.

Los principales detenidos son: Guillermo M.G., de 36 años; Vicente H.C., de 38 años; Raúl C.G., de 38 años; Santiago M.P., de 46 años; Joaquín R.G., de 37 años; Emilia F.P., de 30 años; y Ricardo M. P., de 25 años.

Los seis restantes, que actuaban como testaferros y constaban como administradores únicos de las empresas instrumentales, son: David C.B.; Ángel C.A., María Nieves M.A., Iván G.L., Lorena P.R., y Miguel Ángel G.A.

Tras los arrestos, los agentes solicitaron mandamiento de entrada y registro de las naves, que los estafadores alquilaban por un espacio corto de tiempo para poder almacenar la mercancía estafada y darle salida al mercado con apariencia de legalidad.

Una de ellas está situada en el polígono de Villaverde Alto, de Madrid, mientras que otras dos se encontraban en la localidad de Numancia de la Sagra (Toledo).

También ha sido registrada una oficina que el grupo tenía en Madrid.