Público
Público

Detenidos seis jóvenes que cultivaban 2.300 plantas de marihuana en Mallorca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Nacional ha detenido a seis jóvenes como presuntos integrantes de una banda dedicada al cultivo y distribución de marihuana, que disponía de invernaderos en una finca de la localidad mallorquina de Algaida, donde se han hallado 2.300 ejemplares de esta planta de uso estupefaciente.

Según ha informado la Dirección General de la Policía, esta aprehensión es la mayor practicada en Baleares de cultivo de marihuana en invernadero, y la organización estaba integrada por un cabecilla y cinco colaboradores de 22 y 23 años de edad.

La banda había habilitado una finca alquilada de Algaida para cultivar en invernadero cannabis sativa de forma ininterrumpida, para lo que disponía de su propio generador eléctrico de gasóleo para evitar obtener la energía de la red general y no levantar sospechas.

Además, para que el ruido generado por este motor no alertase a los vecinos, por las noches la iluminación y ventilación necesarias para el crecimiento de las plantas se nutrían de baterías cargadas por placas solares.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado (GRECO) de Palma y la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Comisaria General de Policía Judicial.

Las pesquisas se iniciaron al tener conocimiento los agentes que una banda asentada en Mallorca distribuía importantes cantidades de marihuana, tras lo cual se comprobó que el grupo estaba dirigido por un líder que junto a sus jóvenes colaboradores se encargaban del cultivo del cannabis en la propia isla.

Tras unos meses de investigación se determinó que la droga procedía de una finca situada a las afueras de Algaida, donde se habían habilitado cinco invernaderos en otras tantas habitaciones para las diferentes fases de crecimiento de las plantas de marihuana.

Una vez identificados los seis miembros del grupo de presuntos traficantes todos fueron detenidos y se registraron cuatro domicilios.

La banda gastaba 8.000 euros mensuales solo en el alquiler de la propiedad donde cultivaba y en combustible para el generador eléctrico.