Público
Público

La deuda pública aprovecha el capote del BCE

Mejora la prima de riesgo, pero la Bolsa pierde un 5%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La semana pasada los titulares de la cumbre europea para salvar al euro restaron protagonismo a la importante decisión del Banco Central Europeo de ampliar las líneas de liquidez para la banca.

Siete días después se ha comprobado que las medidas de la autoridad monetaria europea eran realmente potentes. Tanto, que por primera vez en lo que va de año, y contra todo pronóstico, el Tesoro público español ha podido colocar más dinero de lo previsto en las subastas de deuda pública gracias al inusitado apetito de los inversores por los títulos españoles. La consecuencia directa ha sido una apreciable caída de la prima de riesgo del país, que ha pasado de 379 puntos básicos, el jueves cuando el BCE anunció las medidas, a los 345 puntos en los que cerró la sesión ayer. La rentabilidad cayó hasta el 5,3%. 'Esta ha sido, sin duda, la gran sorpresa de la semana y es muy positivo. La realidad es que en Europa se están tomando medidas potentes, aunque no somos tan buenos como los estadounidenses vendiendo lo que hacemos', asegura Joaquín Casasús, responsable de estrategia global de Abante Asesores.

Regling asegura que el fondo de rescate tiene dinero para España e Italia

Otro de los motivos que han animado a los inversores a acudir a las subastas ha sido la decisión de la cumbre de no implicar al sector privado en los posibles futuros rescates que se produzcan en Europa.

Pero el optimismo del mercado de renta fija contrasta con la pésima evolución de las bolsas. La española acumuló en las semana un descenso del 5,16%, hasta los 8.203 puntos. Mucho peor lo hizo la italiana, que perdió casi un 6%, o la francesa, que se dejó el 6,31% de su valor. 'En realidad, estos descensos están amplificados porque el volumen de negocio ha sido bastante bajo', asegura Casasús. Aun así, parece claro que las decisiones adoptadas en la cumbre no parecen suficientes para solucionar los problemas a los que se enfrentan las economías del viejo continente.

Así lo han entendido, al menos, las agencias de rating, que durante toda la semana han acosado con rebajas de calificaciones y cambios de perspectiva a bancos y países europeos. Esas incertidumbres han provocado que los gestores trasladen sus inversiones de las bolsas europeas a otras con mejores perspectivas como la estadounidense.

Sigue el acoso de las agencias de rating a los países de la zona del euro

Junto al miedo de que esas amenazas se materialicen, ayer el responsable del fondo de rescate europeo, Klaus Regling, aseguró que en el caso de que España e Italia necesiten ayuda, el fondo tendrá dinero. Si pretendía tranquilizar, el efecto fue el contrario.

Más noticias en Política y Sociedad