Público
Público

"Dijeron que mejor con el nombre de la madre"

Manuel, padre soltero de dos mellizas nacidas de un vientre de alquiler, espera la respuesta del Registro Civil

P.R.

Las mellizas de Manuel, padre soltero de 40 años, nacieron el pasado mes de marzo en California. La Corte Penal de este estado americano sentenció que él era el padre de las pequeñas, y como tal figura en el certificado de nacimiento expedido por las autoridades estadounidenses.

En cuanto recibió los papeles, Manuel viajó más de 150 kilómetros en coche desde la localidad californiana de Modesto para presentar toda la documentación en el consulado español en San Francisco y poder inscribir a sus hijas en el Registro Civil. "En el consulado me explicaron que no habría problema para hacerlo si figuraba el nombre de la madre", explica desde Barcelona.

El hombre podría haber escrito el nombre de la mujer que gestó a sus dos niñas, quien alquiló su útero una práctica habitual y legal en algunos estados de EEUU para que Manuel pudiera ser padre. "Pero no me parecería honesto, ni para ella ni para mí ni para nadie porque ella no es la madre, ya que yo soy padre soltero", relata.

Manuel regresó de nuevo a Modesto, donde su madre cuidaba de las recién nacidas, sin el registro de sus hijas. En el consulado le explicaron que debían consultar con Madrid. A punto de regresar a España seguía sin noticias del consulado. Finalmente, unas horas antes de partir, recibió la respuesta: se le negaba la inscripción debido a la Ley de Reproducción Asistida, que prohíbe de forma expresa la gestación por subrogación.

Al llegar a España, Manuel presentó un recurso contra la decisión del consulado en la Dirección General de los Registros y del Notariado. Ayer aún no había recibido respuesta. "Confío en que prevalezca la cordura porque nuestros argumentos son los mismos que en enero dieron la razón a la pareja de Valencia, pero mientras tanto mis hijas viven en un limbo entre dos países", se lamenta.

Mientras espera la decisión, Manuel no puede tramitar el Libro de Familia y, por tanto, le resulta imposible acceder a todos los derechos que ello conlleva. "Gracias al convenio de mi trabajo he podido tomarme la baja remunerada con la parte que paga la empresa, pero me falta la de la Seguridad Social", explica.

Manuel se pregunta qué hubiera ocurrido si sus pequeñas no tuvieran el pasaporte de su país de nacimiento: "No hubieran podido viajar conmigo a España, se habrían quedado en EEUU, pero ¿a cargo de quién? ¿Qué hubiera hecho el consulado, que se supone que parte de su trabajo es ayudar a los españoles?".

Más noticias de Política y Sociedad