Público
Público

La Diócesis de Huesca admite que un niño celíaco comulgue con una hostia sin gluten

Esta solución, promovida por la Asociación de Celíacos de Aragón, pone fin a la polémica surgida a raíz de la negativa inicial del Obispado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Diócesis de Huesca ha permitido a un niño celíaco con intolerancia al gluten que comulgue con una hostia elaborada en Alemania con almidón de trigo en la que el contenido de la sustancia no tolerada por el menor es muy bajo.

Esta solución, promovida por la Asociación de Celíacos de Aragón, pone fin a la polémica surgida a raíz de la negativa del Obispado oscense a aceptar que el menor, de 8 años, hiciera su primera comunión con una forma de maíz y, por tanto, sin gluten.

La madre del menor, María José Martín, se mostró satisfecha del acuerdo alcanzado con las autoridades religiosas de Huesca, pero no ocultó un ligero temor a la utilización de las obleas bajas en gluten y su preferencia por las elaboradas exclusivamente con maíz.

'Aptas para celiacos' 

Desde que le fue comunicada hace unos días la opción de recurrir a las obleas bajas en gluten, la familia del niño no ha dejado de releer un informe que les fue remitido desde la Asociación de Celíacos de Aragón que considera 'aptas para celíacos' las formas elaboradas en Alemania.

La solución finalmente adoptada, según publica hoy Heraldo de Aragón, se deriva de un acuerdo alcanzado en 2004 entre la Delegación Episcopal de Liturgia de Navarra y la Asociación de Celíacos de dicha comunidad para la utilización de las hostias hechas con almidón de trigo.

Dicho acuerdo atestigua que el bajo contenido en gluten de estas obleas permite el proceso de panificación necesario para dar validez a la consagración eucarística.

Estas formas son adquiridas desde entonces por la Asociación Celíaca de Navarra a la empresa italiana Arte Sacra Candotti Claudio, que comercializa el producto manufacturado en Alemania, y contienen un nivel de gluten acorde a los límites de tolerancia admitidos por el Comité Científico Nacional de Italia.

Bajo contenido 

La posibilidad de recurrir a este tipo de formas fue planteada inicialmente por los responsables de la Diócesis oscense a la familia del niño, que rechazó la alternativa en un principio al considerar que el bajo contenido en gluten de la oblea podría afectar de forma negativa al menor.

Aunque la familia también rechazó la alternativa de que el niño sorbiera un poco de vino en la ceremonia, accedió días atrás a esta opción para que su hijo pudiera comulgar con el resto de sus compañeros y no se sintiera 'discriminado'.

María José Martín se mostró satisfecha tanto de la solución finalmente hallada, como de haber conseguido mantener 'apartado' a su hijo de la polémica surgida a raíz de la divulgación del caso, por medio de una carta remitida la pasada semana por la familia a Diario del Altoaragón.

A pesar del acuerdo alcanzado y del contenido del informe que acredita la compatibilidad de las formas bajas en gluten con los pacientes celíacos, la madre del menor trataba de ponerse en contacto hoy con un miembro de la Asociación de Celíacos de Huesca que habría alertado en un medio de comunicación contra este tipo de obleas.

La Diócesis de Huesca mantiene en su página web desde días atrás la orden de la Comisión Episcopal de Liturgia que informa de las distintas fórmulas válidas para facilitar las comuniones a los celíacos, y que firman su presidente, el obispo de León, Julián López, y otros cinco prelados.