Público
Público

Un directivo de France Telecom atribuye el estrés a los e-mails

Reuters

Un alto cargo de la mayor empresa de telecomunicaciones de Francia, que se enfrenta a una oleada de suicidios, advirtió que el aluvión de correos electrónicos desde teléfonos móviles y ordenadores está estresando a los empleados.

Aunque Gervais Pellissier, director financiero de France Telecom, no culpó directamente por los suicidios a los correos enviados y recibidos 24 horas, dijo que los trabajadores de todas las grandes empresas tienen mucha más presión en la era de la BlackBerry.

"Hoy en día las personas que trabajan en las empresas, cualquiera que sea su nivel, ya sean director general o del primer y segundo nivel del orden jerárquico, están siempre conectados", dijo el jueves a Reuters en una entrevista.

France Telecom, que opera bajo la marca Orange, ha estado bajo el escrutinio público después de que 22 trabajadores cometieran suicidio y otros 13 lo intentaron desde comienzos de 2008.

Pellissier dijo que algunos empleados sentían claramente una mayor presión desde la privatización de France Telecom, pero añadió que esto se vio agravado por las nuevas tecnologías que hacen que el trabajo se inmiscuya cada vez más en la vida privada.

"Hace 15 años una persona que trabajaba en una gran empresa no tenía ni móvil ni ordenador en casa. Cuando regresaba a casa, el trabajo se quedaba fuera", dijo.

La popular BlackBerry, de Research in Motion, tiene usuarios en EEUU que reconocen que son adictos a revisar el correo electrónico.

Pellissier dijo que tales prácticas pueden estar afectando a los trabajadores más de lo que ha reconocido su empresa u otras.

Como resultado, un empleado con dificultades tendrá probablemente más confusión con una "mayor mezcla entre su vida personal y profesional que en el pasado".

"Esto es algo que no hemos abordado, no sólo en France Telecom, es más una cuestión de la sociedad en general, el impacto de las nuevas formas de trabajar en el comportamiento personal", dijo Pellissier.

No dijo cómo se podría abordar la cuestión de lograr un equilibrio pero señaló que su empresa se está tomando muy en serio los suicidios.

El presidente de France Telecom, Didier Lombard, dijo a principios de mes que la empresa estaba incorporando servicios de asesoramiento y vigilancia ante la oleada de suicidios. Un hombre se apuñaló en el estómago durante una reunión de personal, mientras que una mujer se arrojó al vació desde una ventana.

Cambios de trabajo, de competencias y de oficina han afectado a más 15.000 trabajadores de los 102.000 que tiene France Telecom desde que se privatizó hace cinco años.

Más noticias de Política y Sociedad