Público
Público

El director español García Vidal, estrella del Teatro Solís de Montevideo

EFE

El director de orquesta español Ignacio García Vidal regresa hoy al Teatro Solís de Montevideo al frente de la Orquesta Sinfónica uruguaya "José Artigas".

Con sólo treinta años, García Vidal ha dirigido algunas de las orquestas profesionales españolas más reconocidas, como la Sinfónica de Las Palmas de Gran Canaria y la de Extremadura, y ha participado en festivales internacionales de envergadura, como el Mozartfest de Würzburg (Alemania).

García Vidal se muestra emocionado por la oportunidad de actuar de nuevo en el mítico Teatro Solís, la primera vez fue en 2003, ante el público uruguayo, por el que dice sentir "mucho cariño".

El alicantino subrayó, en una entrevista con EFE, su concepción de la música como "un idioma, un modo de comunicarnos que pone a flor de piel muchas emociones y sentimientos y que, además, rompe fronteras muy rápidamente".

Según García Vidal, son "muchas más" las cosas que "unen a los músicos de todo el mundo" que las que los distancian, "por eso es tan mágico el lenguaje de la música, porque realmente rompe cualquier tipo de diferencia".

Arriaga, Chapí, Granados, Guridi y Turina son algunos de los autores que hoy interpretará la orquesta uruguaya dirigida por García Vidal, nacido en la localidad alicantina de Cocentaina (este) en 1979.

Su actuación en el Teatro Solís viene precedida de un curso de dirección musical que impartió la semana pasada en la sede del coliseo y al que asistieron más de sesenta alumnos.

Según García Vidal, "la labor del director es mucho menos romántica o idílica de lo que parece, es un trabajo muy técnico", y así procura transmitirlo a quienes asisten a sus cursos, en muchos casos jóvenes músicos interesados en conocer qué se ve al otro lado, frente al batallón de la orquesta.

También a ellos les transmite su visión de este arte como algo que va "mucho más" allá de "tocar unas notas", pues para él es "todo lo que rodea la historia y la vida de su compositor" y "el momento en que tiene lugar ese concierto".

El alicantino se aleja de la noción de la música como un arte "intuitivo" con el argumento de que se requiere "educación" para "aprender a escuchar".

"Si aprendiésemos desde niños a escucharnos unos a otros seguramente el diálogo social y entre las naciones sería mucho más fluido", sin embargo, "estamos muy acostumbrados a argumentar, pero muy poco educados para escuchar", lamenta.

"Con la música pasa lo mismo", asegura, pues "estamos acostumbrados a escuchar lo que nos gusta, es decir, aquello que nos define, pero muy poco acostumbrados a curiosear en otros campos".

Según García Vidal, su trayectoria no se define por "buscar en la música el porqué de las cosas", sino por "buscar en ella el camino hacia las cosas, hacia las personas".

Así es el sendero emprendido hoy junto a la Orquesta Sinfónica Nacional "José Artigas" en el Teatro Solís, que contará con dos paradas más: el viernes en el Auditorio Nelly Goitiño de la capital y el domingo en Teatro Plaza de Melo, capital del departamento uruguayo de Cerro Largo.

Más noticias de Política y Sociedad