Público
Público

El director general de Spanair asegura que la sede se quedará en Palma

EFE

El director general de Spanair, Marcus Hedblom, ha asegurado esta tarde que la sede de la compañía se quedará en Palma y ha explicado que "lo único que está ocurriendo" en la aerolínea es que ha puesto en marcha un plan de viabilidad que exige despidos y la reducción de la flota.

Hedblom, cuya compañía anunció la pasada semana el despido de unos 1.100 trabajadores, de un total de 3.800, ha hecho estas declaraciones tras mantener una reunión con el presidente del Govern balear, Francesc Antich, y el conseller de Movilidad y Ordenación del Territorio, Gabriel Vicens, quien también ha informado de que la compañía no proyecta reducir los vuelos entre las islas baleares ni las conexiones con la península.

El director de la compañía ha señalado que la dirección de la aerolínea "está dedicando su total energía a la reestructuración de Spanair y no a llevarse la compañía de Palma".

Hedblom ha indicado que la situación por la que está pasando Spanair "no es particular, sino general", porque la crisis, ha dicho, "involucra a toda la industria del transporte aéreo".

Antich, según el relato de Hedblom, ha trasladado en la reunión la preocupación del Govern balear "por los trabajadores" de la compañía que pueden perder su empleo, por lo que el ejecutivo desea, ha agregado, que "el plan de viabilidad sea lo menos traumático posible para ellos".

El conseller Vicens, por su parte, ha declarado que Spanair ha asegurado en la reunión mantenida en el despacho del presidente que la reducción de la flota en quince aviones "no afectará a ninguno de los vuelos interinsulares de la compañía en Baleares ni desde Baleares con la Península".

Por su parte, Josep Jaume, director general de la aerolínea balear AeBal, también presente en la reunión con Antich, ha manifestado que su compañía dejará de prestar servicios a Spanair y está estudiando "un plan de soluciones", que hará público en las próximas semanas.

Jaume ha descartado que ese plan conlleve despidos, reducción de flota o reducción de frecuencias, y ha adelantado que AeBal también mantendrá su sede en Palma.

Aunque el director ha dicho que su aerolínea dejará de volar para Spanair, no ha querido adelantar cuando comenzará a hacerlo, "porque todavía se están barajando las fechas", ha puntualizado.

"Aebal y Spanair -ha agregado- son compañías independientes pero hermanas". La propietaria de ambas es la aerolínea escandinava SAS.

Más noticias de Política y Sociedad