Público
Público

El director Jaime Rosales habla en Madrid sobre las claves de su cine

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director de "La soledad", Jaime Rosales, ha impartido una clase magistral sobre dirección cinematográfica, en la que ha hablado sobre sus inicios profesionales, la estética de su cine y el futuro del cine digital, dentro de la X Semana del Cortometraje de la Comunidad de Madrid.

Aunque hace unos meses era un completo desconocido, Jaime Rosales es, a día de hoy, el nombre de moda del cine de autor español, después de que su segundo largometraje, "La soledad", recibiera, contra todo pronóstico, el Goya a mejor película, director y actor revelación.

Rosales ha ofrecido en Madrid una clase magistral sobre sus inicios como cortometrajista en escuelas de cine de Cuba y Australia, en donde realizó varios cortometrajes que le sirvieron como "herramienta de aprendizaje" y con los que, poco a poco, fue definiendo las características estéticas de su peculiar estilo personal.

El director de "La soledad" y "Las horas del día" también ha hablado de los ingredientes que tiene que tener una "buena película", en estos momentos en el que está inmerso en sacar adelante su tercer filme, "Tiro en la cabeza".

Para esta nueva película, en la que no hay diálogos, que ha rodado en dos semanas en las calles de San Sebastián y Las Landas y con actores no profesionales, Rosales se ha inspirado en el asesinato, a manos de ETA, de los guardias civiles Fernando Trapero y Raúl Centeno.

"Para mí, una buena película tiene que tener tres ingredientes: intensidad emocional, profundidad conceptual y originalidad formal", ha explicado el cineasta, quien además aseguró que para él es básico que las películas sean "sencillas y que tengan un tono y ritmo ligero".

"Cuando estaba en Cuba estudiando cine, yo pensaba que era el más listo de la clase y que iba a hacer el mejor cortometraje. Pero salió fatal, era de lo peor, así que aprendí la lección de que el cine no consiste en impresionar al otro, el cine no puede ser un ejercicio de ego, sino que hay que dejarse llevar por el material humano", ha explicado Rosales.

"Cuando llegué a Australia, la escuela de cine tenía muchísimos medios, todo lo contrario que en Cuba, donde no había casi nada. Sin embargo, eran mucho más interesantes los cortos cubanos porque, a pesar de los fallos técnicos, tenían alma", ha afirmado el cineasta.

Jaime Rosales también ha hablado de su faceta como productor, y ha afirmando que, para él, no son importantes "los cortometrajes que ganan premios en los festivales, sino los que tienen una conexión con la personalidad de su director".