Público
Público

Una discriminación que ya prohíbe la Constitución

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La discriminación que sufren las enfermeras de la Clínica San Rafael de Cádiz ya la prohíbe la Constitución Española. “No es necesaria una ley de igualdad para comprender que ese tipo de discriminación está prohibida en nuestro país desde hace años”, explicó la presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Altamira Gonzalo.

El artículo 14 de la Constitución de 1978 reza una frase de sobras conocida: “Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

“Parece mentira que en la época en que vivimos se puedan producir situaciones como la de esta clínica, en la que por no llevar un uniforme, por lo menos incómodo, se sancione económicamente”, aseguró indignada Conzalo.

La jurista recordó que la práctica discriminatoria que ha llevado a cabo la Clínica San Rafael también va en contra del Estatuto de los Trabajadores, la Normativa Europea o la jurisprudencia que ha sentado el Tribunal Constitucional en materia de igualdad.

La presidenta de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, animó al resto de mujeres que sufran situaciones similares a denunciarlo.

“Desgraciadamente, muchas normativas de empresas y convenios colectivos esconden formas de hacer discriminatorias directas o indirectas que pueden tener consecuencias en la retribución de las mujeres”, explicó. Según Gonzalo, el caso de las enfermeras de Cádiz es el ejemplo más directo de discriminación que subsiste hoy en día.