Público
Público

Domingo le pide a Mortier que tenga presente que Madrid se merece "lo mejor"

EFE

El tenor Plácido Domingo, que estrenará esta semana "Iphigénie en Tauride" en el Real, ha dado hoy "la bienvenida" al belga Gérard Mortier, nuevo intendente del coliseo, a Madrid, cuyo público, le ha dicho, "se merece lo mejor". "Ten siempre eso en mente", le ha pedido.

La última vez que el artista estuvo en Madrid fue el pasado mes de julio, cuando debutó en el Real como barítono, en "Simon Boccanegra", y provocó tal entusiasmo en el público que le llegaron a ovacionar hasta con 24 minutos de aplausos, récord absoluto de ese teatro.

Esa fue la última temporada que dirigió artísticamente Antonio Moral, al que Mortier ha sustituido, ya con su propia programación, a partir de septiembre, y al lado del que hoy Plácido Domingo ha presentado la ópera de Gluck que cantará a partir del jueves junto a Susan Graham y Paul Groves.

El tenor, al que el Real dedicará un concierto homenaje en coincidencia, el próximo día 21, con su cumpleaños, ha querido recordar hoy que el Real es "tan joven" que él pensó que nunca llegaría a cantar en él.

Debutó hace 41 años en el Teatro de la Zarzuela, "y bendito sea Dios -ha dicho en alusión a que, al menos, existía algún coliseo de ópera-, porque, si no, no sé qué hubiera pasado",

El Real, ha asegurado, estaba entonces "disfrazado de sala de conciertos. Afortunadamente Iñigo Cavero, que entonces era ministro, me trajo y nos dimos cuenta de que aquí cabía la Telefónica, o sea, que no era una sala de conciertos sino una gran ópera".

"No puede haber un lugar más bonito. El cariño que hay en todo el personal del teatro, que se preocupa por todos. Pasar estos días tan especiales aquí, con un cumpleaños tan significativo... estoy muy feliz. No se qué va a pasar, pero me han dicho que muchas sorpresas", ha agregado, satisfecho.

Más noticias de Política y Sociedad