Público
Público

El Domingo de Ramos inaugura la Semana Santa en las ciudades españolas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las procesiones del Domingo de Ramos han inundado hoy las calles españolas de palmas blancas y de variadas y multitudinarias propuestas con las que conmemorar la entrada de Jesucristo en Jerusalén e iniciar oficialmente la Semana Santa en la mayoría de las ciudades.

Mientras que en Las Palmas de Gran Canaria 10.000 personas presenciaron hoy la tradicional procesión de "La burrita", una de las más concurridas de la capital grancanaria, en Melilla han asistido al paso de "La pollinica", y en Salamanca y Valladolid, al de "La borriquilla", distintos términos con los que se conoce popularmente a las procesiones de cada una de las ciudades españolas celebradas en Domingo de Ramos.

Cerca de 35.000 personas, según datos de la Policía Local, han participado hoy en Elche (Alicante) en esta procesión, declarada de interés turístico internacional y que data de finales del siglo XIV y principios del XV.

La de la ciudad ilicitana tiene en las palmas blancas su marca de distinción, al ser el único lugar en el mundo que aún las fabrica de forma artesanal.

En L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), la llamada "La borriquita" es una procesión laica, al convertir la mesa de un bar en un paso de la misma, un aspecto que en su día no agradó a los responsables de la iglesia del barrio, y no aceptaron dar apoyo a estas celebraciones por su carácter popular y poco religioso.

De nuevo han transgredido la norma en la localidad catalana y la principal novedad de la procesión de esta mañana ha sido la incorporación de una mujer, Montse Consentino, en la dirección del paso, como "contraguía".

Donde la Semana Santa se vive con especial fervor es en Sevilla, ciudad que se convierte estas fechas en epicentro de un acontecimiento religioso, social y económico de primera magnitud, ya que, además de tradición religiosa, reporta 160 millones de euros en la ciudad.

Una de las principales preocupaciones durante estas celebraciones religiosas es la lluvia, que cada año impide que se celebren algunas de las procesiones programadas en las ciudad hispalense, aunque la hermandad de la Paz ha salido hoy con normalidad de su templo y ha inaugurado sin problemas la Semana Santa de Sevilla.

El actor Antonio Banderas, fiel seguidor de estas fiestas religiosas en su Málaga natal, las vive este año con un sabor "agridulce", ha admitido a Efe, por el reciente fallecimiento de su padre, José Domínguez Prieto, el pasado 2 de febrero.