Público
Público

Duran Lleida garantiza que no dejará a medias su mandato como líder de Unió

EFE

El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, ha garantizado hoy que piensa cumplir íntegramente los cuatro años de mandato como presidente del comité de gobierno que, con toda probabilidad, hoy le concederán los compromisarios en el congreso de su partido.

Desde que ayer por la mañana arrancó el XXIV congreso de Unió en Sitges, sorprendentemente, Duran aún no había intervenido ante los compromisarios, ni públicamente ni a puerta cerrada en el debate de las tres ponencias congresuales, pero hoy ha roto su silencio antes de lo previsto, para subrayar que no dejará a medias su mandato pese a seguir delegando responsabilidades internas en otros dirigentes.

Inicialmente estaba previsto que hoy Duran pronunciara sólo el discurso de clausura del congreso, una vez reelegido como presidente del comité de gobierno, pero a última hora se ha decidido a tomar la palabra también en la presentación de la candidatura oficial a la dirección.

Antes del congreso, Duran había avanzado su intención de mantener el liderazgo de Unió aunque delegará nuevas responsabilidades en el funcionamiento interno del partido a un equipo de dirigentes de su confianza, para poder concentrarse en sus deberes institucionales.

Duran ha querido cortar las especulaciones de que la delegación de funciones en favor de otros dirigentes pueda llevar implícita una retirada a medio mandato.

"Yo me presento para acabar mi mandato como presidente del comité de gobierno, que nadie piense que de aquí a uno o dos años Duran dejará la presidencia del comité de gobierno. Si yo me someto a vuestra confianza, y la obtengo, significa que asumo una responsabilidad para los cuatro años", ha recalcado.

Aun así, ha dicho ser "consciente de la necesidad de abrir el horizonte a nuevos dirigentes del partido" y no ha anticipado cuál será su papel cuando acabe este nuevo mandato de cuatro años.

De hecho, ha remarcado la necesidad de "proyectar nuevos dirigentes, savia nueva a la sociedad, que Unió no se quede sólo en la cara de Duran".

Para Duran, es hora de "dar paso a otras personas" y, por eso, "cada vez más" delegará en los próximos años en dirigentes como Antoni Castellà, Joana Ortega o Josep Maria Pelegrí.

También ha mencionado explícitamente a Marta Llorens, Núria de Gispert, Josep Sánchez Llibre, Carlo Gallucci, Jordi Casas y Manuel Silva, así como al presidente del consejo nacional de Unió, Ramon Espadaler.

Duran ha lanzado asimismo un significativo mensaje de compromiso vitalicio con su partido: "Me gustaría que el resto de mi vida política, porque no tendré ninguna otra opción que Unió Democràtica, la pueda dedicar al servicio de este partido".

"Sé que no será siempre desde el comité de gobierno, soy muy consciente de ello, pero pienso que aún debo serlo desde esta responsabilidad", ha puntualizado.

Más noticias de Política y Sociedad