Público
Público

EA exige al PNV que cumpla los acuerdos "antitransfuguismo"

EFE

El vicepresidente de Eusko Alkartasuna, Koldo Amezketa, ha exigido hoy al PNV que cumpla con los acuerdos suscritos en contra del transfuguismo, ya que los cargos institucionales que ocupan los dirigentes escindidos "son y seguirán siendo de EA".

Amezketa ha ofrecido una rueda de prensa en San Sebastián tras la reunión de la Ejecutiva Nacional de EA, que ha analizado la marcha del sector crítico de la formación, al que ha acusado de actuar de manera "poco limpia" y de "manipular" la realidad para justificar su escisión.

El vicepresidente de EA, que ha comparecido acompañado del ex presidente del partido Carlos Garaikoetxea y de otros históricos militantes, ha lamentado la ruptura de la formación, pero ha valorado que esta decisión "supone una clarificación de las posiciones políticas".

Aunque ha evitado citar expresamente al PNV, Amezketa ha anunciado que EA "exigirá" a los partidos políticos que cumplan "los compromisos firmados, escritos, y en algunos casos elevados a textos legales" en relación con el "transfuguismo".

Todos los partidos representados en el Congreso de los Diputados, incluidos EA y el PNV, firmaron el 7 de julio de 1998, y renovaron en 2000 y 2006, el Pacto contra el Transfuguismo para "impedir la utilización de los tránsfugas para constituir, mantener o cambiar las mayorías de gobierno de las instituciones públicas".

En Guipúzcoa, cuatro integrantes del gobierno de la Diputación foral son dirigentes que han abandonado EA, aunque el portavoz de la institución foral, Eneko Goia (PNV), ha manifestado hoy que la ruptura de EA no afectará a la estabilidad del ejecutivo guipuzcoano.

Amezketa ha considerado que la ruptura se había decidido con anterioridad y ha censurado que el día 19 de mayo los críticos le pidieron que se retirasen las ponencias elaboradas para el Congreso que se celebrará los próximos 20 y 21 de junio, mientras que el nuevo partido, Alkarbide, ya estaba registrado cinco días antes, por lo que ha acusado a los escindidos de "jugar poco limpio".

El actual líder de EA ha deseado que la ruptura sea lo menos traumática posible y ha dicho ser consciente de que, además de los 15 dirigentes que han hecho pública su marcha del partido, serán más los militantes guipuzcoanos que se integren en Alkarbide, mientras que ha aventurado que prácticamente nadie les seguirá en el resto de territorios vascos y Navarra.

Ha acusado a los críticos de ejercer un "trabajo constante de debilitamiento del partido" al cuestionar públicamente las decisiones de sus órganos directivos "evitando el debate interno" y "manteniendo el conflicto constantemente".

Ha rechazado que EA haya abandonado sus principios fundacionales, como han señalado los escindidos, a los que ha reprochado que no han sido capaces de citar "ni un sólo párrafo" de la ponencia política elaborada para el próximo Congreso con el que no estén de acuerdo.

Por su parte, Carlos Garaikoetxea ha tachado de "insidias" las críticas vertidas por el sector crítico en las últimas semanas y ha considerado que el único contenido político que ha definido a la corriente escindida en los últimos años ha sido su apuesta por "acogerse" a una coalición con el PNV.

El fundador de EA se ha mostrado molesto con las alusiones al abandono de los principios fundacionales del partido, que a su juicio siguen "vigentes" en la actualidad, ya que la formación nacionalista sigue apostando, ha dicho, por el respeto a los derechos humanos, la socialdemocracia, la defensa del derecho de autodeterminación y la apuesta por la "presencia responsable y activa en las instituciones".

"Es una profunda deslealtad estar diciendo una y otra vez que los principios fundacionales han sido abandonados", ha afirmado Garaikoetxea, quien ha considerado esta tesis como "una excusa" para llevar a cabo "este transfuguismo".

Respecto a la situación del partido en Guipúzcoa, Amezketa ha asegurado que quedarán muchos militantes en este territorio para reorganizar la formación a partir del próximo Congreso y ha adelantado que EA trabajará por recuperar su electorado en esta provincia, en la que más implantación ha tenido históricamente, en las elecciones municipales y forales de 2011.

Más noticias de Política y Sociedad