Público
Público

La economía caerá este año el 0,5 por ciento y el empleo el 0,7 por ciento, según Caixa Catalunya

EFE

La economía española se contraerá este año el 0,5 por ciento y el empleo también seguirá cayendo, un 0,7 por ciento, según las últimas previsiones del servicio de estudios de Caixa Catalunya.

Según el informe semestral de la caja, presentado hoy en Madrid, el Producto interior Bruto dejará de caer en términos trimestrales, y el retroceso económico del conjunto del año será mucho menor que el de 2009 (del 3,7%, según la entidad).

La tasa de paro se mantendrá estable en el 17,8% este ejercicio, en el que el consumo de los hogares y la inversión moderarán su descenso, mientras que las importaciones seguirán cayendo y la recuperación europea "no será suficiente para que las exportaciones vuelvan a crecer", según el estudio.

El responsable del informe, Josep Oliver, recordó que hay riesgos "evidentes" y "elevados" que pueden provocar unas cifras peores que las previstas si no se mantiene la recuperación internacional y especialmente la europea.

Oliver consideró que los "brotes verdes" que comenzaron en la primavera de 2009 "se han consolidado", si bien insistió en que persisten los citados riesgos en el escenario internacional, entre los que citó el elevado déficit público de las principales economías.

En España, lo peor de la crisis ha quedado atrás según este catedrático de Economía, aunque la "herencia" que deja este periodo recesivo será difícil de absorber.

En este sentido, advirtió de que entre 2007 y este año se habrán perdido 1,8 millones de puestos de trabajo, y para recuperar esa cantidad de empleo tendrían que pasar seis años desde 2011, y eso siempre que se creen 300.000 empleos por ejercicio.

En cualquier caso, Oliver valoró la "extraordinaria flexibilidad" que ha mostrado el mercado laboral del país frente a otras economías europeas que han preferido conservar el empleo y que en el próximo año y medio van a empezar a sufrir fuertes aumentos del paro.

En definitiva, con esta recesión se ha sufrido un importante "choque ocupacional" y han aumentado el déficit y la deuda pública, pero se ha avanzado "intensamente" en la corrección de importantes desequilibrios de la economía española, como el déficit exterior y el endeudamiento privado.

El coordinador del informe de Caixa Catalunya advirtió en cualquier caso de que todavía quedan "años difíciles y de bajo crecimiento para España y para toda el área del euro", así como para el conjunto de las economías avanzadas.

Recordó en este sentido que esta crisis ha provocado una destrucción importante de capital físico y humano y ha hecho reducirse el crecimiento potencial de los países avanzados.

Josep Oliver subrayó por otra parte la necesidad de que España se esfuerce en la consolidación fiscal para que el déficit público no siga creciendo al fuerte ritmo en que lo ha hecho durante la crisis y que ha supuesto, en consecuencia, un incremento de la deuda pública.

En cualquier caso recordó que España tiene margen suficiente porque cuenta con un nivel de deuda sensiblemente menor que otros países como Italia, Grecia y Portugal.

Más noticias de Política y Sociedad