Público
Público

Economía se pone estricta para incitar a las fusiones bancarias

No les permitirá sanear sus cuentas contra patrimonio

A. M. V.

El ministerio de Economía quiere poner coto a la opción de que las entidades financieras que se fusionaron en 2010 realicen abultados saneamientos contra patrimonio en 2011, aprovechando que pueden actualizar la valoración de sus activos un año después de materializada la fusión.

Una fórmula totalmente legal que permite al sector cargar contra millonarias provisiones que ya no tendrán que realizar este año contra resultados, lo que mejora sustancialmente su situación. Economía asegura que “según se desprende del proyecto de la nueva circular contable del Banco de España, las entidades financieras que hayan llevado a cabo una fusión en 2011, excepto las iniciadas después del 1 de septiembre de ese año, no podrán realizar su saneamiento contra patrimonio”.

Esta norma no es contradictoria a la anterior, pero las entidades tendrán que demostrar que los saneamientos que han realizado han sido por el empeoramiento de la situación económica y no por las nuevas exigencias. Así, Banca Cívica ya ha tenido que revisar su cifra de necesidades. Ayer dijo que requiere 2.031 millones, cuatro veces más de lo anunciado inicialmente.

La incógnita es cómo afectará el criterio de Economía a Bankia. Su matriz, Banco Financiero y de Ahorros (BFA), realizó millonarias dotaciones (no las ha especificado) con cargo a patrimonio en 2011 por la crisis y las desvinculó del Real Decreto. Sin embargo, deberá demostrarlo y si no lo consigue, el Ministerio puede obligarle a dotar miles de millones con cargo a las cuentas de 2012, lo cual le llevaría casi inevitablemente a una fusión.

Más noticias de Política y Sociedad