Público
Público

Los editores ven "tiempos turbulentos" y buscan fórmulas para el reto digital

EFE

Los editores enfrentan la 61 edición de la Feria del Libro de Fráncfort, la más grande del mundo en el sector, conscientes de que se están viviendo "tiempos turbulentos" en los que se tienen que buscar fórmulas de cara al reto que representa el sector digital para el mundo editorial.

"La pregunta que nos acompaña ahora es cómo es posible ganar dinero con contenidos digitales", dijo el director de la Feria, Jürgen Boos, durante la conferencia de prensa inaugural en la que estuvo como invitado especial el director general del grupo Planeta, Jesús Badenes.

Ante todo, el proyecto del consorcio Google, de digitalizar los fondos de las bibliotecas estadounidenses y ponerlos a disposición de los internautas en la red, es algo que sigue provocando dolor de cabeza en los editores.

Sin embargo, ahora parece haber un moderado optimismo después de que el proyecto original de Google -que fue calificado por Badenes como un acto de piratería y un ataque con Napalm al mundo editorial- fuese detenido y se abriese así el camino para nuevas negociaciones.

"Es cierto que la digitalización emprendida por Google al principio era un gran acto de piratería -algunos de mis colegas se refieren a él como un ataque con Napalm- pero hoy se ve todo con más sentido común y las leyes vigentes se respetan un poco más", dijo Badenes.

"Se han dado pasos para garantizar el respeto a la propiedad intelectual y google, que desde su fundación hace 11 once años es un auténtico consorcio global, tiene que tener más en cuenta sensibilidades locales", agregó Badenes.

El tamaño de google, y en general de las distribuidoras tanto digitales como físicas, hace que para las editoriales las negociaciones sean más difíciles por lo que Badenes ve como fórmula posible el modelo español, en el que los grandes grupos han acordado crear una plataforma común.

En Alemania, también hay una plataforma, Libreka, creada por la Asociación de Libreros Alemanes, en la que, con consentimiento de autores y editores, se ofrecen contenidos digitales para la venta.

"Decimos sí a la digitalización pero rechazamos el monopolio de una sola empresa", dijo el presidente de los Libreros Alemanes, Gottfried Honnefelder.

Badenes, por su parte, acusó a Google y a otros consorcios tecnológicos de "populismo" al tratar de justificar su proyecto de "atropello a los derechos de autor" con la idea de que se trata de ofrecer un acceso libre a la cultura para todos.

"Se podría establecer una comparación entre este acceso libre y el surgimiento del comunismo, y muchos ven incluso repercusiones similares", dijo Badenes.

"A primera vista, la idea de entregar todo el capital -o todos los contenidos- a un órgano central para que lo distribuya gratuitamente suena bien. Pero al cabo de un tiempo se ve que se han perdido estímulos para crear contenidos de calidad y el sistema se empobrece", dijo Badenes.

Más noticias de Política y Sociedad