Público
Público

EEUU admite por primera vez su error en Cuba

Barack Obama anuncia su deseo de "cambiar la relación con La Habana". Raúl Castro ofrece un diálogo abierto sobre las cuestiones incluyendo libertad de expresión y presos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estados Unidos y Cuba tantean el terreno. Ayer, dos declaraciones, una de Raúl Castro, otra de Hillary Clinton, despertaron nuevas esperanzas de diálogo entre los dos países , después de que Washington decidiera a principios de esta semana hacer un gesto hacia el Gobierno cubano y levantar las restricciones que pesaban sobre los viajes y el envío de remesas de los cubanoamericanos a sus familiares en la isla.

En Venezuela, el presidente Raúl Castro fue el primero en abrir el baile al reiterar la disponibilidad de su gobierno, en discutir con Washington todo tipo de temas, democracia, libertad, derechos humanos y prisioneros políticos, 'todo, todo, todo', dijo.

'Le hemos dicho al Gobierno norteamericano, en privado y en público, que cuando ellos quieran podemos discutirlo todo', insistió Castro durante una intervención de la cumbre de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) celebrada en Cumaná.

El lider cubano añadió que el diálogo con EEUU debía ser en igualdad de condiciones. 'Sin la más mínima sombra sobre nuestra soberanía y sin la más mínima violación al derecho a la autodeterminación del pueblo cubano', añadió

Poco después, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, reconoció desde la República Dominicana que la política de Washington hacia la isla había sido un fracaso y consideró 'positivas' las declaraciones de Castro.

'Sentimos que la política hacia Cuba ha fracasado', afirmó Clinton. Y sobre Castro: 'tomamos las declaraciones de Castro muy seriamente y vamos a considerar nuestra respuesta', declaró. Horas antes, fue el propio Obama quien comentó en México que lo que desea 'es cambiar nuestra relación con Cuba'. Sin embargo, insistió que ahora debería ser el Gobierno cubano quien diera una serie de pasos 'para demostrar que quieren salir del modelo de los últimos 50 años', señaló Obama.

La sensación de que algo puede ocurrir en la cumbre de Trinidad y Tobago se palpa en cada una de las declaraciones de los principales líderes americanos. El presidente de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, reiteró ayer su predisposición a apoyar la readmisión de Cuba en una organización de la que fue expulsada en 1962.

Fuentes cercanas a La Habana aseguraron ayer que no descartan la retirada del veto estadounidense para que Cuba vuelva a formar parte de la OEA. 'Sería un gesto importantísimo y creemos muy factible que se produzca con el fin de que Obama reciba el primer aplauso de los 33 paises restantes en Puerto España', señalaron a Público.

Uno de los temas más sensibles en la política de acercamiento iniciada entre EEUU y Cuba es la cuestión de los presos políticos. El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, insistió en que la liberación de los prisioneros políticos será clave para seguir acercando posturas. 'Ellos también podrían avanzar en la libertad de prensa', añadió Gibbs.

Castro respondió: 'si quieren a los disidentes, se los mandamos mañana, con familia y todo, pero que nos devuelvan a nuestros cinco héroes', afirmó ayer en alusión a Gerardo Hernández, René González, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González, detenidos en el estado de Florida en 1998.

 

Más noticias en Política y Sociedad