Público
Público

EEUU aprueba el primer medicamento contra la obesidad en más de una década

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) aprobó hoy el Lorcaserin, el primer tratamiento contra la obesidad que se comercializará en el país desde hace más de una década.

Un comité independiente de expertos recomendó en mayo pasado su autorización para adultos.

Lorcaserin será el primer medicamento aprobado para tratar la obesidad por las autoridades sanitarias estadounidenses desde la aprobación del Orlistat en 1999.

El medicamento se venderá con el nombre comercial de Belviq, de las compañías Arena Pharmaceuticals y Eisai, para tratar a adultos con sobrepeso crónico u obesidad mórbida, que se asocia con la evolución de otros problemas como hipertensión, diabetes y enfermedad arterial coronaria.

En 2010, la FDA rechazó aprobar la comercialización de Lorcaserin, tal y como lo presentaron entonces, por el riesgo de causar ataques cardíacos y afecciones cerebrovasculares.

Sin embargo, después de que la farmacéutica enviara nuevos estudios a la FDA, el comité autorizó su comercialización con ciertas restricciones y la supervisión de los pacientes que lo tomen.

El Belviq sólo se permite a adultos cuyo índice de masa corporal (IMC), que se calcula como el peso dividido por altura al cuadrado, sea 30 o aquellos con un IMC de 27, pero que sufren de al menos una enfermedad relacionada con el sobrepeso como hipertensión, diabetes tipo 2 o colesterol alto.

Según los estudios de la farmacéutica, el uso de Belviq junto con una dieta sana y ejercicio ayudó a los pacientes a perder al menos un 5 por ciento de su peso un año después con respecto a los que sólo cuidaron su alimentación e hicieron deporte.

La aprobación de Belviq "es un avance importante para los pacientes que luchan con la obesidad o tienen sobrepeso con morbilidad y necesitan ayudas con los problemas de peso crónicos, más allá de la dieta y el ejercicio", destacó el consejero delegado de Arena Pharmaceuticals, Jack Lief, en un comunicado.

Entre las reacciones adversas detectadas en los ensayos clínicos las más comunes fueron dolor de cabeza, dolor de espalda, tos, fatiga y náuseas.

Arena fabricará el medicamento en sus instalaciones en Suiza y Eisai comercializará y distribuirá Belviq en Estados Unidos.

La obesidad es uno de los principales problemas de salud que afectan a la población estadounidense.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicaron en mayo un estudio según el cual el 42 por ciento de los estadounidenses padecerá obesidad en 2030 (32 millones de personas), mientras que el 11 por ciento se prevé que sean obesos graves.