Público
Público

EEUU, más cerca de aprobar su plan de rescate económico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Congreso de Estados Unidos parecía estar más cerca el jueves de alcanzar un acuerdo para aprobar un plan de 700.000 millones de dólares (unos 476.000 millones de euros) destinado a rescatar al sistema financiero del país.

El presidente, George W. Bush, ha convocado un encuentro de emergencia para definir los detalles con el candidato presidencial demócrata, el senador Barack Obama, su rival republicano, el senador John McCain, y varios miembros del Congreso.

Es probable que el acercamiento calme los mercados estadounidenses, que el miércoles seguían dominados por el nerviosismo a medida que las negociaciones continuaban sin un resultado claro.

Los inversores buscaban efectivo y valores de refugio seguro, lo que provocó que, por un momento, los tipos de interés a corto plazo se situaran por debajo del cero por ciento, una anomalía financiera.

Según los expertos, los bancos se concentraron en atesorar sus fondos, temerosos de ser víctimas de la morosidad si prestan dinero.

En Asia, la mayor parte de las bolsas se mostraron débiles, mientras el dólar bajaba el jueves en su comparación con otras monedas importantes debido a la preocupación persistente en torno al momento de aplicación y la magnitud del plan de rescate, además de los temores de que se agudice el contagio financiero.

UN ACUERDO EN POCO TIEMPO

El miércoles, el presidente de la Comisión estadounidense de Bancos del Senado, Christopher Dodd, expresó su optimismo sobre que se alcanzara un acuerdo en poco tiempo.

"Aún no lo hemos conseguido", dijo Dodd a los periodistas, añadiendo que había una "buena posibilidad" de llegar a un entendimiento en un plazo de alrededor de un día.

Bush ofreció pocos detalles sobre la composición de un posible acuerdo, pero sí advirtió que podría producirse un desastre económico si el Congreso no actuaba con rapidez para financiar el rescate de 700.000 millones de dólares, que sería mayor que el coste total de la guerra de Irak.

Poco después de que Bush hablara el miércoles, el influyente representante demócrata Barney Frank, que preside la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense, dijo que se aprobaría un proyecto de ley de rescate.

En su discurso, Bush aseguró a los estadounidenses que no había otra alternativa que aplicar el enorme rescate, que costaría 2.300 dólares a cada ciudadano de Estados Unidos.

Muchos legisladores han exigido cambios en el plan de rescate, incluyendo más protección para los contribuyentes y restricciones sobre la remuneración de los directivos de las empresas que, gracias al rescate, puedan desprenderse de sus activos en problemas.*.

Más noticias en Política y Sociedad