Público
Público

EEUU nombra al jefe de la CIA secretario de Defensa

El general Petraeus deja el mando de las fuerzas aliadas en Afganistán para dirigir la Agencia

ISABEL PIQUER

Cambio de guardia en el equipo de seguridad nacional de Barack Obama. Leon Panetta, actual director de la CIA, sustituirá este verano al secretario de Defensa, Robert Gates, que tenía previsto dejar el cargo desde hacía tiempo. Mientras, el general David Petraeus, responsable de las fuerzas internacionales en Afganistán (ISAF), se hará cargo de la agencia.

El relevo refleja la continuidad en el mando que Estados Unidos quiere preservar en un momento especialmente delicado, agravado por las recientas revoluciones en el Magreb y en Oriente Próximo. Este verano Washington tiene previsto iniciar el repliegue en Afganistán; en otro frente, nadie sabe muy bien cómo quedará el tema libio y la Casa Blanca observa con preocupación la gravedad de los acontecimientos en Siria.

El responsable del Pentágono llevaba un año pidiendo el relevo

La prensa estadounidense adelantó ayer la reestructuración del mando. Obama tiene previsto hacerlo oficial hoy.

La salida de Gates no es ninguna sorpresa. El jefe del Pentágono, nombrado por GeorgeBush a finales de 2006 en sustitución del polémico Donald Rumsfeld, anunció su intención de dejar el puesto este año, cuando Obama le pidió que permaneciera temporalmente en su cargo al asumir el poder.

Gates ha sido un secretario de Defensa unánimemente respetado y desde el principio mantuvo perfecta sintonía con el equipo de Obama, especialmente con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, que también ha anunciado que dejará su puesto al término del primer mandato presidencial.

Pese a ser nombrado por Bush, Gates encajó bien con el equipo de Obama

Los dos responsables, sin embargo, difirieron a principios de este año en el tema libio cuando Gates pidió prudencia y Clinton animó a la Casa Blanca a respaldar la operación de la OTAN contra las fuerzas de Gadafi.

A sus 72 años, Panetta será el secretario de Defensa más viejo. Es un veterano de Washington, un histórico de los gobiernos de Bill Clinton del que fue jefe de Gabinete. Se espera que continúe con la política de reducción de gastos iniciada por Gates que ha anunciado un recorte de 400.000 millones de dólares del presupuesto del Pentágono en los próximos diez años, a los que se suman otros 400.000 millones que Obama quiere añadir.

Este es el segundo cambio en lo que va de año para Petraeus. El pasado junio, el entonces comandante en jefe de las operaciones en Oriente Próximo (Centcom), sustituyó al frente de la ISAF al general Stanley McChristal, destituido tras comentarios ina-propiados aparecidos en la revista Rolling Stone, comen-tarios, por cierto, que se acaba de demostrar McChrystal no realizó. Petraeus es sin duda el militar más valorado de la jerarquía, por ambos partidos, y el artífice de la campaña que consiguió "apaciguar" Irak en 2007.

El teniente general John Allen sustituirá a Petraeus al mando de las fuerzas internacionales en Afganistán. Hasta ahora era el número dos de Centcom, el cuartel general de Tampa (Florida) desde el cual la cúpula militar supervisa todo lo que pasa en Oriente Próximo y Asia Central.

El que fuera embajador en Irak durante la guerra, Ryan Cooker, será nombrado representante de Estados Unidos en Afganistán. El actual embajador, Karl Eikenberry, no ha sido fácil de sustituir y eso que no se lleva bien con el Departamento de Estado y ha sido muy crítico, públicamente, con el régimen de Hamid Karzai, lo que no ha facilitado las relaciones entre los dos países.

Más noticias de Política y Sociedad