Público
Público

Los egipcios conocerán hoy a su próximo presidente con los ánimos caldeados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Electoral de Egipto dará a conocer hoy el nombre del próximo presidente del país en un ambiente caldeado, después de que en la última semana los dos aspirantes en liza se hayan atribuido la victoria pese a la falta de resultados oficiales.

El presidente de la Comisión, Faruq Sultán, tiene previsto ofrecer hoy una rueda de prensa a las 15.00 hora local (13.00 GMT) en la sede del Centro General de Información para anunciar el nombre del ganador de la segunda vuelta electoral, que se celebró los pasados días 16 y 17.

El órgano electoral ha retrasado la difusión de los resultados hasta concluir el estudio de numerosos recursos presentados por ambos candidatos.

Según pudo comprobar Efe, desde anoche las medidas de seguridad se han reforzado en distintos puntos de la capital como plazas, puentes, inmediaciones de instituciones públicas y vías importantes.

El ministro egipcio del Interior, Mohamed Ibrahim, ha ordenado aumentar la presencia policial en coordinación con las Fuerzas Armadas en todas las provincias del país ante las posibles reacciones de los simpatizantes del perdedor, informó ayer la agencia oficial de noticias Mena.

Tanto el candidato de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Mursi, como el último primer ministro del régimen de Hosni Mubarak, Ahmed Shafiq, se han declarado vencedores de los comicios en medio de denuncias de irregularidades y protestas en las calles.

Seguidores del aspirante islamista continuaron hoy acampados en la plaza Tahrir de El Cairo para reivindicar la victoria de Mursi, declarada por su formación pocas horas después del cierre de los colegios electorales.

Además, los manifestantes de Tahrir protestan desde el pasado martes por las últimas decisiones de la Junta Militar de disolver el Parlamento y emitir unas enmiendas constitucionales para reservarse ciertas competencias.

Por su parte, partidarios de Shafiq se manifestaron en la víspera en el barrio cairota de Medinat Naser en apoyo del militar retirado, que previamente había denunciado los intentos de los Hermanos Musulmanes de ejercer presión sobre el órgano electoral mediante multitudinarias manifestaciones diarias.

Mursi salió después a defender que su agrupación busca "salvar la revolución" y no está planeando un estallido de la violencia si sale elegido Shafiq, y ante las tensiones crecientes con la Junta Militar que dirige el país de manera provisional.

La cúpula castrense ya ha advertido a los Hermanos Musulmanes de que acaten los fallos de la justicia, como el que ordenó disolver el Parlamento, y no siembren la "división" en el país, por difundir los resultados de los comicios antes de que se hagan oficiales.

La Junta Militar se ha comprometido a entregar el poder el próximo 30 de junio al primer presidente elegido tras la revolución que obligó a renunciar al presidente Mubarak en febrero de 2011.