Público
Público

Ejercicio, importante para controlar la presión en adolescentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ejercicio regular ayudaríaa los adolescentes a mantener controlada la presión sanguínea,sin importar su peso corporal.

Un equipo de investigadores halló en casi 1.300adolescentes en Canadá, estudiados durante cinco años, que lareducción del nivel de ejercicio en el tiempo estaba asociadacon pequeños incrementos de la presión.

El aumento de la grasa corporal estuvo asociado también conincrementos de la presión, pero el exceso de peso no explicatoda la relación entre el ejercicio y las variaciones de lapresión, en especial en las niñas.

El resultado, publicaron los autores en American Journal ofEpidemiology, es que el peso y el ejercicio afectanindependientemente la presión en los adolescentes.

Y eso significa que levantar a los adolescentes del sillónlos ayudaría a controlar mejor la presión, escribió el equipode Katerina Maximova, de la McGill University, en Montreal.

El equipo estudió a 1.293 varones y mujeres de 12-13 añosal inicio del estudio, que respondieron sobre el nivel deactividad física y a los que se les midió la grasa corporal yla presión al comenzar la investigación y, luego,periódicamente durante cinco años.

En cada evaluación física, los adolescentes informaron lacantidad de veces que habían hecho ejercicio moderado a intenso(andar en bicicleta, caminar o trotar), durante por lo menoscinco minutos, la semana previa.

En general, la presión de los participantes aumentaba porcada sesión de ejercicio que perdían en el tiempo. El aumentollegó a menos de 1 punto de presión sistólica (la máxima), peroeso sugiere que el sedentarismo afecta directamente la presiónde los adolescentes.

Y eso, escribe el equipo, podría tener "consecuenciasimportantes para la salud pública".

La presión alta y otros factores de riesgo cardíaco, comola diabetes tipo 2 y el colesterol alto, no se han tenido muyen cuenta en niños y adolescentes. Pero la tasa de esosproblemas en la adolescencia aumentó desde la década de 1990,junto con el incremento de la obesidad.

Un estudio sobre adolescentes en Canadá, publicado el mespasado, demostró que entre el 2002 y el 2008, el porcentaje conpor lo menos un factor de riesgo, como la presión o elcolesterol elevados, pasó del 17 al 21 por ciento.

Sus autores observaron que más de la mitad de los niños yadolescentes canadienses de entre 5 y 17 años no están haciendosuficiente actividad física.

Mientras que los jóvenes no percibirían los efectosinmediatos en la salud, estudios previos demostraron que losque tienen sobrepeso son sedentarios y tienen factores deriesgo cardíaco que los suelen llevar a ser adultos con esosmismos problemas.

La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda mediranualmente la presión sanguínea a partir de los 3 años de edad.Los cambios alimentarios y el ejercicio son el tratamiento deprimera elección para la hipertensión en adolescentes, aunquealgunos necesitan fármacos.

En cuanto al ejercicio, los expertos aconsejan realizar 30minutos de actividad moderada, como caminar a paso rápido, lamayoría de los días de la semana, y 20 minutos de ejerciciointenso, como correr o andar en bicicleta, por lo menos tresdías por semana.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, 1 de noviembredel 2009

Más noticias en Política y Sociedad