Público
Público

El ejercicio protege y mejora el cerebro envejecido: estudio

Reuters

Por Megan Brooks

Dos estudios aportan másevidencias de que el ejercicio aeróbico habitual no sóloprotege de los problemas de memoria típicos de la edad, sinoque puede retrasar el reloj del envejecimiento cerebral.

Un estudio halló evidencias de que el ejercicio moderado,como una caminata intensa, la natación o el yoga en la mitad dela vida o después, reduciría el riesgo de desarrollartrastornos cognitivos leves.

La otra investigación, efectuada sobre un grupo de adultosmayores con problemas cognitivos leves, detectó una mejoría enla agilidad mental tras seis meses de actividad aeróbica dealta intensidad.

Las personas con deterioro cognitivo leve tenían algunosproblemas de memoria, como olvidarse los nombres de personas oequivocar el lugar en que se guardan ciertas cosas.

Cada año, entre el 10 y el 15 por ciento de las personascon deterioro cognitivo leve desarrollará demencia, comparadocon entre el 1 y el 2 por ciento de la población general.Estudios previos sobre animales y seres humanos habían sugeridoque el ejercicio mejoraría la capacidad cognitiva.

Para saber más sobre el tema, un equipo en Seattle estudióa 33 adultos con deterioro cognitivo leve.

Veintitrés participantes ejercitaron entre 45 y 60 minutosen una cinta o en una bicicleta fija, cuatro días por semana,durante seis meses; los 10 restantes (grupo de control)hicieron ejercicios de estiramiento, pero mantuvieron un ritmocardíaco bajo.

Seis meses de actividad aeróbica intensa "mejoraron lascapacidades cognitivas de atención, concentración,organización, planificación y tareas múltiples", dijo a ReutersHealth la doctora Laura Baker. Los test cognitivos en el grupoque no había ejercitado revelaron un deterioro continuo.

¿Se podrían obtener los mismos beneficios cerebrales conejercicio aeróbico de baja intensidad?

"En teoría, sí, pero recién iniciamos estudios que nosdarán certezas. En los próximos cinco años, tendremos la'dosis' mínima de ejercicio necesario sin reducir losbeneficios cognitivos", dijo la autora.

Baker, de la Escuela de Medicina de la University ofWashington y del Centro Médico de Asuntos Veteranos, señalótambién que la magnitud promedio de la mejoría mental con elejercicio aeróbico fue "mayor para las mujeres que para loshombres".

Y, si bien la experta no está segura del motivo, dijo queel ejercicio aeróbico mejoró en las mujeres la sensibilidad ala insulina, una hormona clave en la producción de energíamuscular, orgánica y cerebral.

"A diferencia de lo que esperábamos, el ejercicio aeróbicono mejoró la sensibilidad a la insulina en los hombres", dijoBaker.

El otro estudio, del equipo de Yonas E. Geda, de la ClínicaMayo en Rochester, Minnesota, incluyó a 1.324 adultos mayoressin demencia en el período 2006-2008. De ellos, 198 teníandeterioro cognitivo leve y 1.126, función cognitiva normal.

Los participantes que dijeron que habían hecho ejerciciomoderado (caminata intensa, aeróbicos, yoga, ejercicios defuerza o natación) desde los 40 años en adelante eran menospropensos a sufrir deterioro cognitivo leve.

El ejercicio moderado en la mitad de la vida estuvoasociado con un 39 por ciento menos de posibilidades dedesarrollar deterioro cognitivo leve y con un 32 por cientomenos riesgo de sufrir deterioro mental. Los resultados fueronsimilares para los hombres y las mujeres.

Ambos estudios, publicados en Archives of Neurology, sesuman a la creciente literatura que respalda los beneficios delestilo de vida activo sobre el cerebro.

FUENTE: Archives of Neurology, enero del 2010