Público
Público

El ejercicio vigoroso protege a las mujeres del cáncer de mama

Reuters

Una cantidad suficiente de ejerciciovigoroso puede reducir hasta un 30 por ciento el riesgo decáncer de mama en las mujeres saludables mayores, informaron elviernes investigadores.

Un estudio sobre más de 30.000 mujeres posmenopáusicasmostró que la actividad extenuante, desde trabajos en el hogarcomo fregar los pisos hasta correr, protegía a las mujerescontra el cáncer de pecho, aún a aquellas que no correrían másriesgo de desarrollar la condición, dijeron los expertos.

El efecto fue más claro en las pacientes delgadas.

"Sabemos que tener sobrepeso coloca a las mujeres en mayorriesgo de padecer cáncer mamario", dijo Michael Leitzmann,quien dirigió el estudio trabajando para el Instituto Nacionaldel Cáncer, que forma parte de los Institutos Nacionales deSalud de Estados Unidos.

"Lo que nuestro estudio demuestra es que aún entre lasmujeres sin mayor riesgo, si (ellas) realizan ejercicio puedenobtener cierto beneficio", manifestó Leitzmann.

Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, los tumoresmamarios son la principal causa de muerte por cáncer entre lasmujeres en todo el mundo.

La entidad estima que alrededor de 465.000 mujeres murieronen el 2007 como consecuencia de la enfermedad a nivel mundial yque se diagnosticaron 1,3 millones de casos nuevos.

Una serie de estudios mostraron que el ejercicio regularextenuante puede ayudar a las personas a evitar la enfermedadcardíaca, el cáncer y otras condiciones.

Leitzmann y sus colegas usaron cuestionarios paradeterminar con cuánta frecuencia las mujeres ejercitabanvigorosamente. Todas eran saludables cuando comenzó elestudio.

Después de 11 años, los investigadores hallaron que engeneral las voluntarias que ejercitaban más eran un 13 porciento menos propensas a haber desarrollado cáncer de pecho.

La baja en el riesgo fue incluso mayor, del 30 por ciento,cuando los expertos compararon sólo a las mujeres de pesonormal, dijo Leitzmann, que actualmente trabaja en el HospitalUniversitario de Regensburgo, en Alemania.

"La relación fue mucho más fuerte entre las mujeres másdelgadas", añadió.

Sorprendentemente, la actividad no vigorosa, como eltrabajo hogareño liviano, caminar y hacer gimnasia leve nopareció ofrecer ninguna protección contra el cáncer de mama,indicó el equipo en la revista BioMed Central's Breast CancerResearch.

Los investigadores no observaron porqué el ejercicioayudaría, pero Leitzmann señaló que otros estudios handemostrado que la actividad disminuye los niveles de estrógeno,un factor de riesgo conocido de la enfermedad, y protege alsistema inmune general del organismo.

Más noticias de Política y Sociedad