Público
Público

La elevada deuda de las familia lastrará la recuperación inmobiliaria

EFE

La elevada deuda de las familias españolas lastrará la recuperación de la demanda inmobiliaria, cuya crisis podría prolongarse durante dos o tres años, según las conclusiones del Servicio de Estudios de Caixa Catalunya.

El informe prevé que la deuda de las familias españolas en 2008 alcanzará el 143% de la renta disponible, una cifra que se repetirá en 2009 y que, a juicio de los autores, "tiene un carácter estructural que ha de afectar a la demanda más allá del actual ajuste".

Estar por encima del 140% de deuda en porcentaje de renta disponible es calificado por el informe como "valores de endeudamiento máximo", que tendrán como consecuencia "que se alargará el ajuste en el sector de construcción residencial".

El informe sitúa la demanda de viviendas en España en más de 350.000 unidades, una cifra que caería este año a 272.000 -un descenso del 28%- y que se recortaría hasta las 111.000 -un tercio del actual- en 2016, según las proyecciones del estudio.

Estas variaciones cambiarían si se produjesen recortes drásticos en el precio de la vivienda, una expectativa de la que los autores advierten pero que no consideran muy probable.

La deuda asumida por las familias españolas se encuentra en línea con la que tienen en países como Estados Unidos o Gran Bretaña, precisamente las economías -entre 140% y 145% de la renta disponible- donde la crisis tiene peores perspectivas.

El servicio de estudios de Caixa Catalunya calcula que se tardará más de una década en alcanzar los niveles de deuda que los autores consideran "aceptables" y que sitúan en los que ahora soporta Alemania, cifrada en el 110% de la renta disponible.

Para entender cómo han crecido los niveles de deuda de las familias españolas no hay más que comparar los 20.000 millones que se debían en el 2001, con los casi 90.000 millones de euros que se adeudaban a finales del 2006. En apenas cinco años la cifra se ha cuadruplicado.

"La capacidad de endeudamiento ha sido uno de los elementos que han servido de soporte al 'boom' residencial", señala el estudio, que revela que ese año 2006 el crédito hipotecario copaba el 77,7% de la deuda concedida a los hogares.

El informe advierte de que "esta intensa expansión de la deuda de los hogares centrada en la vivienda ha tenido lugar en un contexto de tipos de interés extraordinariamente favorable y una confianza de las familias (...) muy sólida y apoyada en factores demográficos". Pero, como señala el mismo estudio, estos mismos factores "difícilmente se repetirán en los próximos dos o tres ejercicios".

Este problema necesitará años para solucionarse, ya que es necesario que la renta nominal supere la deuda en un período lo bastante dilatado.

Según el estudio, incluso aunque bajase el endeudamiento en un largo período de tiempo y el crecimiento de la renta fuese del 7%, en el 2016 el porcentaje de deuda de las familias sobre la renta disponible sería todavía del 122%.

El informe concluye que los actuales niveles de deuda de las familias españolas "no tienen referencia histórica" y que la misma coloca a España como uno de los países más endeudados del mundo, un proceso que ha retroalimentado el encarecimiento de los precios de la vivienda residencial en los últimos años.

El estudio es pesimista, y advierte de que en el 2007 ya hacían falta diez años de salario medio para pagar una vivienda de cien metros cuadrados, cuando en el 2000 bastaba con 6,6 años de sueldo.

Más noticias de Política y Sociedad