Público
Público

Eliminar bebidas azucaradas es clave en lucha obesidad infantil

Reuters

Por Maggie Fox

¿Quiere ayudar a sus hijos amantener un peso saludable? Un grupo de investigadoresrecomendó darles agua en lugar de refrescos u otras bebidasazucaradas.

Un análisis de las dietas de niños y adolescentes deEstados Unidos mostró que toman, en promedio, 235 calorías"vacías" por día debido al consumo de bebidas azucaradas.

Cuando esas bebidas son eliminadas de la dieta, los niñosno las reemplazan comiendo o tomando más calorías, indicaronlos autores.

En un segundo estudio, investigadores holandeses hallaronque los chicos reducirían las bebidas azucaradas antes deejercitar o abandonar las golosinas.

"Ahora la evidencia es clara: reemplazar estas 'caloríaslíquidas' con bebidas alternativas libres de calorías tanto enel hogar como en las escuelas representa una estrategia clavepara eliminar las calorías excesivas y prevenir la obesidadinfantil", indicó en un comunicado la doctora Claire Wang, dela Columbia University en Nueva York.

En un artículo publicado en Archives of Pediatrics &Adolescent Medicine, Wang y sus colegas señalaron queobservaron datos de un sondeo de salud nacional estadounidenseque incluye preguntas detalladas sobre la dieta.

Cada 1 por ciento de caída en la ingesta de refrescos serelacionaba con una reducción de más de seis calorías, hallaronlos autores.

Otras dos investigaciones mostraron que es posible lograrque los chicos hagan el cambio.

"Nuestros resultados sugieren que no serían necesariasintervenciones intensivas para lograr modificaciones en elconsumo de azúcar y fibra", señaló el equipo de Emily Ventura,de la University of Southern California, que realizó un estudiode cuatro meses sobre 54 adolescentes latinos con sobrepeso.

El objetivo de Ventura y sus colegas era mejorar la dietade esos jóvenes.

Por su parte, un programa holandés que evaluó a 1.108chicos de 12 y 13 años también redujo la ingesta de bebidasdulces.

"Reducir el consuno de bebidas con azúcar debería serconsiderada una buena meta conductual para intervencionesfuturas que apunten a la prevención del sobrepeso entre losadolescentes", concluyó el equipo de Amika Singh, del CentroMédico de la Universidad de Amsterdam.

Más noticias de Política y Sociedad