Público
Público

La embajadora de Haití confía en el futuro del país y en su capacidad de reconstrucción

EFE

La embajadora de Haití en España, Yollete Azor-Charles, ha lanzado esta noche un mensaje de esperanza en torno al futuro de su país al señalar que "hay futuro. Haití existe y existirá", ya que los haitianos tienen capacidad de reconstruirlo tras la catástrofe.

La embajadora, en declaraciones al programa "59 segundos" de TVE afirmó que la fuerte réplica de hoy del terremoto no ha producido muertos ni daños importantes, según sus informaciones, aunque medios periodísticos destacados en el país caribeño afirman que ha producido "un gran susto".

Azor-Charles añadió que "su país no está preparado ni para este tipo de catástrofes ni para seísmos de menor intensidad" aunque "podrá salir de la situación en la que se encuentra tras el terremoto".

"Es una situación tremenda" que "va a servir de lección", afirmó.

Preguntada por qué ha fallado en el reparto de la ayuda humanitaria, ha manifestado que "la amplitud y el tamaño de la catástrofe" están dificultando esa ayuda, aunque explicó que la reacción ha sido enorme.

"Hay capacidad de crear" el nuevo país, ha repetido en varias ocasiones, agradeciendo, además, a las ONGs el trabajo que han realizado aunque "habrá que ordenarlo más, porque no pueden reemplazar al Estado", añadió.

Yollete Azor-Charles detalló que se había reunido con más de 50 personas de origen haitiano el pasado sábado con los que había trazado un primer plan para Haití que se desarrollaría en los próximos 25 años.

Agradeció a los medios de comunicación la difusión que estaban dando a lo sucedido en el país caribeño para movilizar la ayuda de la gente, pero pidió que cesaran las imágenes duras de la tragedia.

Preguntada por las quejas que ha habido en Francia y Brasil sobre la presencia de Estados Unidos en el país, admitió que "es una cuestión un poco delicada" porque los haitianos recuerdan la ocupación norteamericana en los años 40 y no les gusta ver soldados de ningún tipo.

Señaló que lo que buscan ahora es "un apoyo real, efectivo" y que ella misma había pedido que las personas que EEUU enviara a Haití fueran "gente competente y con conocimiento en este tipo de catástrofes, que pudiera salvar vidas".

La presencia de marines norteamericanos no les gusta a los haitianos, pero en estos momentos están ahí no para reprimir, sino "para proteger", afirmó.

Respecto al papel de Francia y las opiniones vertidas por su presidente Nicolás Sarkozy señaló que "hay un síndrome de Haití en el país galo que todavía no ha terminado" y recordó que ningún presidente francés ha pisado Haití en 200 años.

Más noticias de Política y Sociedad