Público
Público

Los embajadores libios rebeldes dejan de representar a su país ante la ONU

EFE

Los dos embajadores libios en la ONU que se rebelaron contra el régimen de Muamar el Gadafi han dejado de representar oficialmente a su país ante el organismo mundial, aunque aún tienen acceso a su sede en Nueva York, informó hoy Naciones Unidas.

El portavoz de la organización, Martin Nesirky, recordó que el Gobierno de Trípoli envió una carta a Naciones Unidas el pasado 27 de febrero informando de que el embajador Abdel Rahman Shalgam y su segundo, Ibrahim Dabashi, ya no están autorizados a hablar en nombre de las autoridades libias.

"En consecuencia, ni a Shalgam, ni a Dabashi se les puede considerar como representantes oficialmente acreditados de Libia en Naciones Unidas", explicó en una conferencia de prensa Nesirky.

De todas maneras, indicó el portavoz, a ambos se les proporcionó un "pase de cortesía" que les permite el ingreso en la sede de Naciones Unidas.

Nesirky señaló que los países miembros de la organización pueden convocar una reunión del comité de credenciales de la Asamblea General para abordar el asunto, en caso de que lo consideren necesario.

El estatus de ambos diplomáticos ha estado en entredicho desde que el pasado 25 de febrero anunciaron públicamente que toda la Misión de Libia ante el organismo mundial dejaba de responder a Trípoli, y pasaba a representar a la oposición.

Desde entonces, han intervenido en la reunión del Consejo de Seguridad en la que se impuso sanciones al régimen al que representaban, y han respaldado públicamente la intervención militar contra las fuerzas de Gadafi que lleva a cabo una coalición internacional desde el fin de semana.

El Gobierno libio nombró el mes pasado para sustituirles al ex ministro de Exteriores, Ali Treki, cercano a Gadafi y su entorno, que presidió el 64º periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU, que concluyó en septiembre pasado.

Sin embargo, el diplomático no ha podido viajar aún a Nueva York para presentar sus credenciales al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, por lo que oficialmente no se le considera el representante de su país ante el organismo.

Se da la circunstancia de que Treki se encontraba en Túnez de visita cuando se esperaba la llegada de Ban al país, pero el diplomático lo abandonó antes de que el secretario general llegara el lunes a la capital tunecina, según Nesirky.

Más noticias de Política y Sociedad