Público
Público

Encontrado un saco con "huesos" en un lago donde buscan el cuerpo de Madeleine McCann

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El equipo de buzos que trabaja con el abogado Marcos Aragao Correia en la búsqueda del cuerpo de Madeleine McCann ha encontrado en el fondo de un lago un saco con "algunos huesos", dijo hoy a EFE una portavoz del grupo.

"No sabemos si son huesos humanos o de algún animal, pero fueron hallados en el mismo sitio donde aparecieron trozos de cuerda así como un calcetín de niña de una edad aproximada a la de Madeleine", agregó.

La Policia Judicial intervino hoy y se llevó "dos o tres huesos" y el resto quedó bajo la custodia del equipo de Aragao Correia, dijo la fuente.

El letrado portugués intenta desde hace meses encontrar por su cuenta a la niña británica y cree que hay un 99 por ciento de posibilidades de que esté muerta y su cuerpo fuera arrojado a la represa de Arade, a unos 40 kilómetros del apartamento de Praia da Luz, en el sur de Portugal, donde se alojaba con sus padres.

El abogado, que decidió iniciar esta búsqueda después de recibir "pistas" sobre el caso tres días después de la desaparición de Madeleine, el 3 de mayo de 2007, aseguró que sus indicios coinciden con los de la agencia española de detectives Metodo 3, contratada por los padres de la menor.

Durante las inmersiones realizadas en esta semana, explicó, que se ha encontrado una piedra atada con varios nudos a una cuerda, que podría haber sido utilizada para hundir el cadáver de la niña.

También se encontraron otros trozos de cuerda así como "un calcetín de niña de una edad aproximada a la de Madeleine".

Asimismo, Aragao Correia se reunió hoy con miembros de la agencia de detectives y les entregó los hallazgos para que se realicen las pruebas periciales necesarias.

Aragao Correia, que está convencido de que los restos de la niña están en el lago, reconoce que las posibilidades de encontrarlos "no son muy elevadas" debido a la existencia de corrientes en el embalse y a que las aguas son muy turbias.

En esta búsqueda Aragao Correia ha contado con la ayuda de miembros de una escuela de submarinismo cercana y del cuerpo de los Bomberos Voluntarios de la localidad de Portimao especialistas en el rescate de cadáveres en aguas profundas.

Esta es la segunda ocasión en que el abogado portugués busca a Madeleine en ese lago, tras el intento fallido en junio del año pasado, cinco semanas después de la desaparición de Madeleine.

La menor desapareció de la habitación donde dormía con sus dos hermanos gemelos, de dos años, mientras sus padres, Kate y Gerry McCann, cenaban en un restaurante cercano.