Público
Público

ENFOQUE-Ganancias por venta de fármacos generan abusos en Asia

Reuters

Por Fitri Wulandari y Tan Ee Lyn

Ria Pane llevó a su hijaKezia de 7 años al doctor en Yakarta para que examine su fiebrey dolor de garganta y el especialista le recetó sietemedicinas, incluyendo antibióticos y remedios para prevenirataques febriles extremos.

Los expertos dicen que fue otro clásico caso, actualmentedemasiado común, de sobremedicación o prescripción demedicamentos a pacientes que no los necesitan.

Aquí, el antibiótico no era necesario, así como el remediopara prevenir ataques febriles, ya que la niña no teníaantecedentes de ellos, dijeron varios farmacéuticos y doctoresconsultados por Reuters.

Según los expertos, algunos doctores desde Indonesia a HongKong sobremedican a sus pacientes obnubilados por las gananciasque genera la venta farmacéutica, una práctica que presagianque será desastrosa en el largo plazo.

"La sobremedicación es muy popular aquí, significa que (losmédicos) usan muchas medicinas que son innecesarias, como darlevarios tipos de antibióticos por un resfrío", dijo WilliamChui, profesor asociado del Centro de Ensayos Clínicos ligado ala Universidad de Hong Kong.

"Cada vez que venden un remedio, ellos obtienen unaganancia, es un motivo de ganancia. Cuando dan muchosmedicamentos, los padres se sienten más felices, incluso másque cuando los envían de regreso a casa a dormir", dijo Chui.

El consumo de múltiples remedios genera una reacciónfarmacológica y efectos colaterales impredecibles. Aún peor,aumenta la resistencia de las bacterias.

El ejemplo más reciente de aumento de resistencia involucraal medicamento oseltamivir, que según descubrieroninvestigadores de Estados Unidos ahora no tiene efecto contrael 98 por ciento de las cepas del virus de la influenza humanaestacional H1N1.

Oseltamivir es conocido por la marca Tamiflu y fabricadopor Roche AG.

Oseltamivir también es recomendado como una primera líneade defensa contra el virus de la gripe aviaria H5N1 en caso deque genere una epidemia de influenza y ahora los expertos secuestionan cuán bien, y por cuánto tiempo, este medicamentoserá efectivo contra esta cepa.

EFECTOS COLATERALES GRAVES

Además de reducir eventualmente la efectividad de lamedicina, exponer a las bacterias y a los virus a medicamentossin necesidad de hacerlo también tiene consecuencias graves.

"Hieren al paciente. Mientras más medicamentos, peor es lacomplicación, especialmente para la gente mayor. (Estaspersonas) Se caen fácilmente debido a la interacción de losfármacos con efectos colaterales. Se marean, les baja lapresión, es algo que no recomendamos", dijo Chui.

Los doctores en Indonesia prescriben a menudo antibióticosa los pacientes que padecen un resfrío común, cuando ese tipode medicinas son sólo para usarlas en infecciones bacterianas.

"La mayoría de los padres corre para tratar los síntomas,no la enfermedad. Los doctores sentirían la presión de dartratamientos, incluso cuando no es necesario o no es lo mejorpara la salud del niño", dijo Purnamawati S. Pujiarto, pediatraque intenta promover un uso más informado de los fármacos enIndonesia.

Los expertos dicen que tal mentalidad ha llevado no sólo ala sobremedicación, sino al uso de fórmulas magistrales,conocidas en Indonesia como "puyer".

La formulación magistral es la práctica de moler diferentesmedicamentos y mezclarlos formando un sólo polvo, que se divideen pequeñas dosis. A veces, lo obtenido se agrega a jarabes.

Esta práctica se lleva a cabo bajo instrucciones estrictasen algunos países. Pero en Indonesia ha sido usada por décadascon total libertad, particularmente para tratar lasenfermedades infantiles.

Los expertos advierten que esta práctica puede generarerrores, ya que los medicamentos podrían no estar divididoscorrectamente o porque los farmacéuticos no limpiarían bien losrecipientes donde se hace la mezcla, dejando residuos deprescripciones anteriores.

"El tema no es el 'puyer' en sí, sino la idoneidad y elconocimiento", dijo Iwan Dwiprahasto, profesor defármaco-epidemiología de la Universidad Gadjah Mada enYogyakarta.

"¿Sabe el farmacéutico qué medicamentos no pueden sercombinados? ¿Saben los doctores que ciertos remedios no puedenmezclarse porque serían peligrosos para los pacientes?",cuestiona Dwiprahasto.

"La fórmula magistral hace que los pacientes no adviertanque han consumido varios medicamentos y luce como una solamedicina", dijo Dwiprahasto, que también es presidente de laAsociación Farmacológica de Indonesia.

Más noticias de Política y Sociedad