Público
Público

Enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes que protestaban contra el AVE Madrid-Alicante

Varios colectivos se habían concentrado frente a la estación ferroviaria alicantina para mostrar su rechazo a la política económica del Gobierno y al tren de alta velocidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los accesos a la estación ferroviaria de Alicante han sido escenario hoy de una protesta contra el AVE Madrid-Alicante, con motivo del acto oficial de su apertura, en los que se han lanzado piedras contra la Policía Nacional y un agente ha sido agredido.

Estos hechos se han producido durante una concentración protagonizada por diferentes colectivos sociales frente a la citada estación para mostrar su rechazo al AVE y a la política económica del Gobierno.

Además, varios miembros de la Policía Nacional han recibido el impacto de pequeñas piedras lanzadas por algunos de los asistentes a esta protesta, que comenzó alrededor de las doce del mediodía y que ha terminado tres horas después bajo una fuerte presencia policial.

Como consecuencia de la piedras arrojadas por un grupo de manifestantes, que previamente habían recogido de una medianera ajardinada, un fotógrafo de prensa ha resultado herido leve y otro ha visto dañada su cámara.

Aunque la protesta había comenzado de forma pacífica ante el acceso urbano a la nueva estación del AVE, con la presencia de unos 1.200 manifestantes pertenecientes a distintos colectivos sociales, con el paso del tiempo la tensión ha ido creciendo y la Policía Nacional ha aumentado sus efectivos. De hecho, en pleno turno oficial de intervenciones por parte de las autoridades, acto organizado en el interior de la terminal, algunos manifestantes han disparado petardos en una calle adyacente cuyo fuerte sonido ha sido escuchado por los asistentes.

Cuando las autoridades locales y provinciales se disponían a abandonar la terminal de AVE, después de que el Príncipe de Asturias y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hubieran iniciado el viaje de vuelta a Madrid, un grupo de jóvenes manifestantes ha tratado de impedir la salida de los coches oficiales. Uno de estos vehículos ha recibido el impacto de varias piedras y de un bote de refresco, mientras los congregados lanzaban críticas contra la corrupción.

Instantes después, el carril de salida de la estación ha sido cortado por este grupo de manifestantes que, además de colocar grandes piedras sobre el asfalto -procedentes de una medianera-, se ha situado en medio de la calzada con una pancarta con el lema 'Hijos de Franco'.

Cuando varios agentes trataban de retirar estas piedras y de abrir paso para los vehículos entre los manifestantes, uno de ellos, tras correr detrás de una joven, ha recibido varios golpes y patadas. Al mismo tiempo, este grupo ha lanzado pequeñas piedras contra los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que en todo momento han mantenido un cordón de seguridad alrededor de la terminal. Tras este incidente, criticado por el resto de manifestantes, la protesta se ha ido diluyendo y la mayoría de los efectivos policiales se ha retirado.

Más noticias en Política y Sociedad